Venezuela en crisis

Maduro despliega sus fuerzas para dar advertencia a potenciales agresores

Nicolás Maduro. (Dibujo: NOVA)

Un largo ejercicio cívico-militar “antiimperialista” se desarrolló en Venezuela por orden del jefe de Estado, Nicolás Maduro, que advirtió que con estas estrategias se evitarán las agresiones militares externas y señaló que si su país es desestabilizado, toda la región se verá severamente afectada.

El presidente encabezó la actividad desde el céntrico estado Miranda desde donde hizo contactos televisivos con diferentes generales y jefes de los ejercicios que se ejecutaron en otras zonas del país en las que se exhibieron diferentes armas, tanques de guerra y combates simulados.

“Lo que estamos haciendo es llevando a la práctica todo el concepto estratégico, toda la teoría, toda la preparación y todo el armamento que está dispuesto para hacer a nuestro país un país que no pueda ser tocado jamás por ninguna potencia imperialista o por ningún lacayo que se atreva a agredir militarmente a nuestro país”, dijo.

En cadena obligatoria de radio y televisión indicó que en el llamado “Ejercicio de Defensa Integral Antiimperialista Zamora 200” participaron casi 600.000 personas entre militares y civiles, una actividad que, dijo, no tiene “precedentes en la historia militar de Venezuela”.

También aseguró que “la estabilidad de Venezuela es la estabilidad de Suramérica y de El Caribe”, y advirtió que “si Venezuela fuera desestabilizada, dividida y cuarteada” se desestabilizaría toda la región.

“Si Venezuela fuera agredida algún día por distintas modalidades de agresión nosotros tendríamos el derecho histórico de pasar de la defensiva a la ofensiva, tendríamos el derecho histórico de combatir en todo el territorio americano por la libertad de nuestro pueblo”, agregó.

Ante todas estas posibilidades señaló que es “de interés común” de todo el hemisferio defender la unión de Venezuela y su estabilidad política, social, económica y militar.

Maduro también aprovechó que hoy se cumplen 161 años de la aparición de la virgen Divina Pastora en el occidental estado Lara para “invocar” sus bendiciones “para la paz” del país.

 “Divina Pastora llénanos de tu paz, de tus bendiciones, de tu fuerza para darle paz, bendiciones y fuerza a nuestro pueblo, a nuestra patria Venezuela, a hacerla grande”, pidió el presidente.

Lectores: 975