Nacionales
La ministra niega información a Diputados

En 2015 la Senavitat no llegó a las 1.500 viviendas pero Soledad Núñez dijo que construyó 10 mil

  • Soledad Núñez con el presidente Horacio Cartes.
    Foto 1 de 2
  • Parte de la nota de contestación de Soledad Núñez a la Cámara de Diputados.
    Foto 2 de 2

La ministra Soledad Núñez había dicho que en total se construyeron 10.095 pero en realidad no habrían llegado ni  a 1.500 y la cifra despertó suspicacias por lo que la ministra antes que responder con la verdad prefirió negar información a la propia Cámara de Diputados para no quedar mal parada. La administración de Núñez recibió 7.000 viviendas en distintas etapas de ejecución de la administración anterior,  a cargo de Francisco Knapps y además contabilizó como obras propias otras 1.500 viviendas ejecutadas por otras instituciones.  Además, en el denominado “Albúm de las 20.000 viviendas” no hay una sola casa que tenga fecha de terminación, por lo que no sirve para evaluar la administración actual ni las anteriores, sólo ha servido de propaganda engañosa y para costosos viajes con el dinero de la ciudadanía.

Por Jorge Villalba Digalo

Ante las declaraciones de  Soledad Núñez a los cuatro vientos acerca de que la Senavitat había construido 10.095 viviendas en el 2015 la cámara baja, a fines del año pasado,  le envío un cuestionario en donde la pregunta clave era la siguiente: ¿Cuántas viviendas inicio y terminó la Senavitat en el 2015 con recursos propios?.  La ministra VIOLENTANDO la ley de acceso a la información pública SE NEGÓ a entregar esta elemental información con el pretexto de que ese NO es un indicador de eficiencia utilizado por la Senavitat.  ¡¡Eguatamina!!

¿Por qué Soledad ante Diputados no se reafirmó en sus dichos a los medios y en la memoria de la Senavitat?.  Porque es absolutamente falso que hayan construido algo más de 10.000 viviendas en el 2015  ya que alrededor de 7.000 fueron heredadas de administraciones anteriores y otras 1.500 construidas por otras instituciones son incluidas en las estadísticas de Senavitat. En consecuencia, las viviendas construidas por la Senavitat estarían como máximo en 1.500 viviendas en el año 2015. El temor a quedar en ridículo dando los números reales  es lo que habría motivado que la ministra  Núñez le negara el acceso a la información pública nada menos que a la Cámara de Diputados. 

No fue la primera vez. La ministra Núñez ha negado reiteradamente información requerida por la ciudadanía en numerosas ocasiones a través de la del Portal de Acceso a la Información Pública.  Una cuestión requerida es que las viviendas construidas tengan año de inicio y de terminación, de forma que la ciudadanía pueda valorar la eficiencia de las distintas administraciones de la Senavitat. Sin embargo, hasta hoy Soledad Núñez se niega a informar y a colocar en la web de la institución estos datos. 

Soledad Núñez viene promocionando incluso internacionalmente, ha ido a Japón y a Francia, el denominado “Album de las 20.000 viviendas” que según afirma es un instrumento de control ciudadano en donde,  según ella,  está toda la información y las fotos de cada uno de las 20.000 viviendas que se pretenden terminar próximamente. El albúm   contiene datos de viviendas que vienen siendo ejecutadas desde el 2011 en adelante por las distintas administraciones.  Y la realidad es que ni una sola de  casa, de las 20.000 que aparecen, tiene  fecha de terminación, por lo que se hace imposible saber cuantas viviendas realmente se construyeron bajo cada una de las administraciones.  (El álbum se puede ver o bajar de http://www.senavitat.gov.py/sitio/wp-content/uploads/2016/10/20mil-Viviendas_Senavitat.pdf )

El “Albúm de las 20.000 viviendas” ha servido  para muchas cosas a la administración actual, entre ellas para engañar a un lector o periodista desprevenido, alardear de la supuesta transparencia y control ciudadano, malgastar el dinero de la ciudadanía en  algo que no tiene ninguna utilidad y hasta de pretexto para que ella y el Jefe de Gabinete, Amilcar Guillén,  puedan darse unas vueltas por el globo terráqueo a costa del dinero de los contribuyentes. Pero, para lo único que no sirve el álbum es para arrojar transparencia a la oscura  gestión de Soledad y mucho menos para el control ciudadano.

Lectores: 1255