Nacionales
La trama oculta

Reelección de Horacio Cartes sería para no reactivar expediente en Estados Unidos

Horacio Cartes, presidente de la República del Paraguay. (Dibujo: NOVA).

Por Luis Alen (*)

La eventual continuidad de la operación “Corazón de Piedra” en Estados Unidos, que investigaba a Horacio Cartes y sus conexiones con el lavado de dinero procedente de tráficos y contrabandos, podría ser reactivada una vez que el titular del Ejecutivo paraguayo deje el cargo, según se supo en fuentes bien informadas. Otro hecho que juega muy poco a favor del mandatario, es el estar rodeado de gente de dudosa reputación, como el caso de Javier Zacarías Irún, acusado de dilapidar los recursos de la comuna esteña, pero que Cartes lo ignora.

Esta reapertura del procedimiento investigador iniciado en 2009 y suspendido por la candidatura presidencial de HC que devino posteriormente en el triunfo en las urnas, se debería al motivo de que en Washington han comprobado que durante la gestión cartista continuó floreciente el esquema ya sospechado de “lavado”, principalmente en la Triple Frontera.

La búsqueda a cualquier costo del “rekutu”, incluso a través de la violación de la Constitución, sería una jugada arriesgada de HC para evitar precisamente que se reactive el expediente de la operación citada.

Esquema con protección política

Sabido es que para Estados Unidos resulta pecado grave un esquema favorable para el financiamiento del terrorismo a través del lavado y de toda clase de tráficos, que encima cuente con la protección del sistema político de un país. Y si a ello se agrega el peligro latente de que Paraguay sea eventualmente un “Narco Estado”, con más razón se centrará la mira de los investigadores en nuestro país.

Si el expediente sobre HC quedó en suspenso en 2011 fue porque había cuestiones de Estado que ameritaban su “congelamiento”, pero eso no significaba terminar con la investigación, que se ha ido enriqueciendo con más evidencias de que la narcopolítica se ha enseñoreado del Paraguay.

Cartes le fue “útil” de alguna manera a la potencia hegemónica cumpliendo un papel importante para neutralizar a los bolivarianos y a la influencia de Irán en el continente, pero su funcionalidad a los intereses de Estados Unidos ha mermado, en razón de la aparición de gobiernos de derecha mucho más fuertes en Brasil y Argentina, además de las intenciones del presidente Donald Trump de pisar fuerte en Latinoamérica para venir a buscar aquí a los “chicos malos”, según lo acaba de indicar directamente el pintoresco e impredecible nuevo ocupante del salón oval de la Casa Blanca en una conversación telefónica con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Los nuevos datos

Para los funcionarios de Estados Unidos que realizaron las investigaciones para la DEA (la agencia antidrogas de USA) no pasaron desapercibidas las notorias conexiones del grupo empresarial de HC con los esquemas de “lavado”, tráficos y contrabandos, especialmente en la Triple Frontera.

Durante la presidencia de Cartes se presentaron más evidencias de la continuidad del esquema. Es el nuevo caso que abona todo lo planteado y que resulta destapado por el propio Ministerio Público, producto del conflicto de intereses entre las empresas del presidente Cartes y sus funciones de gobierno. Se trata del escandaloso lavado de US$ 1.200 millones de dudoso origen.

Esta vez, el brazo financiero del Grupo Cartes, Banco Amambay, es  el que queda mal parado  por supuestamente hacer la vista gorda a operaciones de dinero al exterior, según la Fiscalía y lo publicado en el diario económico 5 Días.

Los indicios de haberse perpetrado un silencioso y colosal lavado de dinero negro en Ciudad del Este surgieron de los controles que realizan los bancos cuando hay observaciones sospechosas de transferencias llamativas al exterior.

Los investigadores tratan de determinar el origen de los millonarios fondos remitidos al exterior y todo hace sospechar que el dinero de las operaciones pudo haber provenido de operaciones ilegales vinculadas a la comercialización de drogas y el tráfico de armas, pero los allegados a la pesquisa tampoco descartan que los fondos que fueron objeto de lavado hayan sido producto del contrabando, evasión de impuestos y el tráfico de cigarrillos (publicación del 11 de noviembre de 2016).

Los datos a mano de los investigadores norteamericanos ameritarían la reapertura del expediente en cuestión contra HC, por lo que a éste le resulta indispensable contar con el “fuero” de jefe de Estado, que de alguna forma le protege de eventuales procedimientos de la Justicia norteamericana, al estilo del escándalo “FIFA Gate”-Conmebol, que ya llevó al banquillo a Juan Ángel Napout y está a punto de hacerlo con Nicolás Léoz.

(*)Semanario Primera Plana, Ciudad del Este. 

Lectores: 1844