Nacionales
Para el olvido

El sábado negro de Fernando Lugo y el Frente Guasú

  • Fernando Lugo.
    Foto 1 de 2
  • Tuit de Hugo Richer "relativizando" el resultado de la Convención liberal.
    Foto 2 de 2

Todo empezó mal para Fernando Lugo. Al mediodía de este sábado, Lilian Samaniego ofrecía una conferencia de prensa en la que dejaba al Frente Guasú, literalmente “con el c…al aire”. Dijo que Horacio Cartes siempre supo que debía renunciar a la presidencia para poder competir por la reelección y que jamás se le cruzó por la cabeza ser candidato siendo titular del Ejecutivo.

Agregó que no entendía porque Hugo Richer había dicho que la negativa de Cartes a renunciar seis meses antes de las elecciones era la razón por la cual no se presentaba la enmienda y le recomendó leer el proyecto que los propios asesores jurídicos del Frente Guasí redactaron en conjunto con los de la ANR, haciendo público el pacto que desde el luguismo siempre negaron.

Una vez más y tal como lo hizo en 2012, Lilian “traicionaba” la confianza de Lugo y los suyos a la vez que confirmaba lo que en exclusiva publicara NOVA; la enmienda no se presentaba porque no tenían los votos para aprobarla.

Derrota en San Pedro

Pasadas las dos de la tarde, en Coronel Oviedo llegaba el turno de que votaran los convencionales liberales por San Pedro; debían elegir entre:

Moción 1 -No a la enmienda/No a la reelección y alianza con un liberal como candidato

Moción 2 -Si a la enmienda/Si a la reelección y Concertación con Lugo como candidato

En la tierra del ex obispo, allí donde el luguismo dice tener su principal base electoral y donde afirmaban que las bases liberales pedían a gritos su regreso, perdió 21 a 12.

Derrota total

La cosa pintaba fea, pero se puso peor. Los concertacionistas tenían una esperanza; ganar por amplio margen en el departamento central; feudo de Blas Lanzoni, el elegido para acompañar a Lugo en la chapa, y achicar la diferencia.

Y efectivamente la Concertación ganó, pero por menos de 20 votos (82 a 63), lo que hacía prácticamente imposible revertir la tendencia favorable desde un principio a la Alianza.

El golpe mortal se lo asestaron los convencionales del departamento de uno de los liberales que más defendió su gobierno en 2012; el Ñeembucú de Víctor Ríos. Fueron seis trompadas de KO que tumbaron el proyecto reeleccionista y ratificaron la hegemonía de la Alianza 2018-Cambiemos dentro del PLRA.

La última bala vino de sus propias filas y fue cuando Hugo Richer relativizó el resultado de la Convención en un tuit que terminó por desnudar el pensamiento sectario y elitista de un grupo político que se llena la boca hablando del pueblo y la democracia, pero es incapaz de aceptar una decisión que provenga de él si esta no le favorece.

El tuit de Richer estuvo en plena sintonía con las declaraciones de los derrotados en la Convención liberal. Fernando Silva Facetti (por ejemplo) dijo que iban a analizar si aceptaban o no lo resuelto por la máxima autoridad partidaria y no descartaba recurrir a la Corte, un organismo democrático si los hay.

Un sábado negro, mire por donde se lo mire…

Lectores: 10273