Nacionales
Peña tendría a un argentino como "socio"

Paraguay pretende colocar en el mercado 600 millones de dólares en bonos de dudoso origen

  • Santi Peña y Horacio Cartes; deuda por decreto.
    Foto 1 de 3
  • Evolución de la deuda paraguaya.
    Foto 2 de 3
  • "Meme" sobre los vínculos del papá del ministro con el "tiburón" argentino.
    Foto 3 de 3

En diciembre de 2015 el Congreso paraguayo sancionó el Presupuesto General de Gastos de la Nación 2017. El presupuesto aprobado no incluía la emisión de bonos por un total de 558 millones de dólares solicitados por el Poder Ejecutivo y considerados “imprescindibles” por el Ministerio de Hacienda para mantener al país lejos del default.

Los congresistas justificaron su decisión señalando como un peligro para la estabilidad económica del país el creciente ritmo de endeudamiento promovido por el gobierno de Horacio Cartes desde que llegó al poder en 2013 (Paraguay pasó de deber 2.677 millones de dólares en 2013 a 4.661 en menos de tres años).

Inmediatamente, el ministro Santiago Peña y acusó al Congreso controlado por la oposición de hacer “terrorismo financiero” y de usar el PGN para desestabilizar el gobierno ya que en caso de no poder emitir deuda, el país no estaría en condiciones de cumplir con los vencimientos de la deuda contraída en 2013 por Federico Franco que colocó bonos por 500 millones a diez años y un 4,6 por ciento de interés.

Sin otra opción, Cartes decidió vetar el presupuesto aprobado por el Congreso generando una situación inédita que se resolvió en la Cámara de Diputados (controlada por el oficialismo) poniendo en vigencia el PGN 2016 que incluía la emisión de bonos por 600 millones de dólares.

El Gobierno emitirá bonos por USD 550 millones en marzo de este 2017, a pesar de la polémica generada en el Congreso Nacional. Paraguay pasó por última vez a los mercados internacionales de deuda en marzo del 2016, cuando recaudó USD 600 millones en el 2016.

En febrero de 2017, el ministro Peña anunció la emisión de bonos por 550 millones de dólares asegurando que su colocación sería "un éxito, como lo fueron las anteriores".

Pocos días después y tal como lo adelantara, el joven funcionario le pidió a la Corte Suprema (controlada por el cartismo) que se pronunciara sobre la legalidad o no de los bonos. Obediente, la máxima instancia judicial dijo que la emisión era leal.

La resolución de la Corte hizo lugar a la “acción declarativa de certeza constitucional” promovida por el ministro de Hacienda, dejando establecido que la Ley 5554/16 que aprueba el Presupuesto General de la Nación para el ejercicio fiscal 2016 se encuentra plena e íntegramente vigente en el presente ejercicio fiscal 2017, incluyendo la previsión del Art. 73, siguientes y concordantes de la citada ley.

El referido artículo 73 es el que autoriza al Poder Ejecutivo a emitir bonos por más de 692 millones de dólares aunque el ministro Peña aseguró que la colocación que se hará este año será de 558 millones. De este monto, 500 millones serán colocados en el mercado internacional y 58 millones en el mercado local vía Bolsa de Valores o Banco Central del Paraguay (BCP).

El 57 por ciento del monto que se colocará en la bolsa de Nueva York se usará para “bicicletear” la deuda que vence en el transcurso del ejercicio y la diferencia, para financiar nuevas obras de infraestructura.

Desde el Gobierno creen que la resolución de la Corte le permitirá mantener baja las tasas de que deberá pagar el país por este nuevo endeudamiento.

Federico Tomasevich, un tiburón “kurepa” suelto en la City asuncena

Uno de los principales beneficiarios de esta nueva emisión de bonos sería “Tata” Peña”, padre del actual ministro de Hacienda y principal socio local del Banco Puente, entidad que operaría con JP Morgan parte de la nueva deuda. 

Federico Tomasevich (propietario del Banco que opera en Paraguay desde 2014) elogió la gestión de Horacio Cartes en una entrevista concedida al diario económico 5Días y habló a favor de la nueva emisión de bonos.

“Paraguay construyó en los últimos años una excelente reputación en el mercado internacional, el trabajo que hizo en esta última administración es realmente destacable a nivel internacional”

“Paraguay está inserto en el mercado y podría emitir deudas en el mercado internacional a tasas muy competitivas, prácticamente como si fuese un país de grado de inversión cuando todavía no lo es, con lo cual el mercado tiene sobreexpectativas en términos de calidad crediticia” opinó el “mago” de las finanzas.

Respecto a la tasa de interés que Paraguay debería pagar, señaló: “Estaría en los mismos rangos en que están hoy rindiendo los bonos de Paraguay, va a estar alrededor del 5 por ciento un poco más un poco menos, es una tasa muy, muy baja, mucho más baja de los países que son comparables a Paraguay en términos de calificación”.

Lectores: 1706