La tecnología al servicio de la fantasía

Samantha inaugura el mercado de las muñecas sexuales con inteligencia artificial

“Mi objetivo no es sólo que copulen con Samantha, sino que se enamoren de ella”, señaló su creador.

En materia de fantasías sexuales, no hay límites. Y muy bien lo saben quienes participan de la creación de productos destinados a la satisfacción de esos deseos, en un mercado que todo el tiempo demanda nuevas experiencias.

Actualmente, científicos de Estados Unidos y España se encuentran trabajando en la fabricación de las primeras muñecas sexuales con inteligencia artificial del mundo, que sin duda revolucionarán el mercado de los “juguetes” sexuales.

Uno de estos desarrollos está a cargo del especialista catalán en nanotecnología y experto en el manejo de instrumentos de ciencia avanzada Sergi Santos, quien se está abocando a la instalación de una empresa de venta online de este tipo de muñecas. Su ejemplar más avanzado se llama Samantha, un  prototipo de belleza muy afinado: pesa apenas 40 kilos, tiene una piel sorprendentemente suave, ojos verdes, una larga cabellera y sus medidas son 90-55-90.

Está construida con un material especial, el TPE puro (elastómero termoplástico) y posee dentro de su cabeza un microprocesador a través del cual Samantha puede interactuar con las personas ya sea desde la simple compañía hasta un intercambio sexual, siempre en el ámbito de la privacidad. Según su creador, mediante una correcta estimulación, la muñeca tiene la capacidad de llegar al orgasmo.

A pesar de las críticas y la polémica generada alrededor de este producto, Sergi Santos sigue adelante con su proyecto de instalación en el mercado, ya que está convencido de que esta innovación ayudará a muchas personas que sufren por la falta de afecto. “Mi objetivo no es sólo que copulen con Samantha, sino que se enamoren de ella”, señaló.

Mientras tanto, en Silicon Valley, Estados Unidos,  directivos de la empresa Real Doll tienen  la idea de implementar una muñeca de similares características hacia fin de año, y fueron aún más lejos con su prototipo, que permitirá al dueño moldearle la personalidad. La finalidad de este detalle es que los consumidores puedan aspirar a una relación duradera, y no sólo adoptarla como mero objeto de deseo sexual.

 

Lectores: 426