Termómetro global

Coface dio a conocer el nuevo índice de Riesgo Político para 159 países

El estudio revela que el riesgo de conflictos se duplicó entre 2007 y 2015. (Imagen ilustrativa).

Tras la publicación del índice de riesgo político para Europa Occidental (2016) y para los países emergentes (2013), Coface lanza un índice global para 159 países. La combinación de dos importantes aspectos –los riesgos de seguridad (conflictos y terrorismo) y los riesgos políticos y sociales– permite una clasificación integral del riesgo político.

El puntaje para Medio Oriente y África del Norte es alto (Afganistán, Irak, Libia, Nigeria: 100%) y en aumento desde 2010 (+22 puntos para Líbano, +20 puntos para Egipto). En África Subsahariana, el riesgo continúa creciendo desde 2013 derivado de los conflictos que están desalentando a los inversionistas: +36 puntos en Nigeria (-30% en la inversión extranjera directa desde 2013), +28 puntos en la República Centroafricana (cabe señalar que Costa de Marfil está mostrando una ligera mejora: -6 puntos).

El riesgo de los países de la Comunidad de Estados Independientes se encuentra también muy por encima de la media. El deterioro de los puntajes de Rusia (+2 puntos) y de Ucrania (+41 puntos) no es la única razón. Se observa también un incremento de las fragilidades sociales y políticas de Tayikistán (+10 puntos) y Azerbaiyán (+8 puntos).

EnAmérica Latina, el nivel de riesgo aumenta en línea con las crecientes fragilidades sociales: (+25 puntos para México y +9 para Venezuela).

En Asia las tendencias son muy dispares, con la excepción de los dos gigantes, China (+10 puntos) e India (estable), el riesgo político ha mejorado gradualmente desde 2010 (Sri Lanka: -60 puntos, Nepal: -25 puntos). 

Los tres componentes del índice confirman que el riesgo se propaga son: 

  • El índice de conflicto: se basa en la aparición de conflictos, su intensidad y los tipos de agentes implicados. Los países en estado de guerra encabezan el ranking: Afganistán, Irak, Sudán, Nigeria y Siria. México, debido a la guerra de cárteles, así como Colombia, Argelia e India, también se destacan por su alto nivel de riesgo. 
  • El riesgo de terrorismo: no puede calcularse sin tener en cuenta el indicador de terrorismo, que se ha multiplicado por 2,8 desde 2008 y, con seguridad, afectará a la confianza de las empresas, hogares e inversores extranjeros. La mayoría de los países de la OCDE comprometidos en la lucha contra el llamado “Estado Islámico” han observado un aumento de su puntaje entre 2011 y 2015: Francia es el país desarrollado número 1 en el ranking, con un score de 77% (+24 puntos). El riesgo se ha elevado también en Estados Unidos (+23 puntos), Australia (+27 puntos) y Alemania (+27 puntos). 
  • El índice de fragilidad política y social: tiene en cuenta, por un lado, la naturaleza del régimen político, la fragmentación étnica y lingüística, y las libertades políticas y civiles; por el otro, las presiones e instrumentos del riesgo social. Nuevamente, los países con conflictos intensos manifiestan los niveles de riesgo más elevados. Entre 2007 y 2015, este incremento fue especialmente pronunciado en los países de la Comunidad de Estados Independientes y en Latinoamérica.

Los países desarrollados ante el reto de la ola populista

En el caso de los países desarrollados, y con el fin de tener en cuenta el auge del populismo, se han incluido los datos del proyecto “Manifiesto”, que analiza la proporción de manifiestos políticos dedicados a un tema electoral (proteccionismo, seguridad, orden público, valores nacionales, etc.).

El análisis llevado a cabo por Coface, líder mundial en seguro de crédito, demuestra que los países en los cuales la presión del populismo ha alcanzado los niveles más altos son el Reino Unido (puntaje de 73%) y Francia (70%) con una proporción significativa de temas relacionados con el orden público, seguidos por Austria (64%) y Holanda (63%), donde una proporción importante se relaciona con la desconfianza respecto al multiculturalismo.

Entre las conclusiones del estudio, se deduce que el aumento generalizado del riesgo político esconde diferentes dinámicas regionales. También revela que el riesgo de conflictos se duplicó entre 2007 y 2015, y que el aumento del riesgo de terrorismo (multiplicado por 2,8 desde 2008) indica que estos conflictos se están internacionalizando.

Lectores: 1310