Crisis política en Paraguay

La oposición pone condiciones para sentarse a la mesa de diálogo convocada por el presidente Cartes

Horacio Cartes.

Horacio Cartes a un representante de la Conferencia Episcopal Paraguaya; a los presidentes de todos los partidos políticos con representación parlamentaria; el presidente de la Cámara de Senadores, de la Cámara de Diputados y un representante del Poder Ejecutivo a una mesa de diálogo que permita superar la crisis política que tuvo como resultado la quema del Congreso y el asesinato del joven Rodrigo Quintana. Fue en un mensaje difundido este domingo por la noche.

Inmediatamente, los líderes de la oposición y el presidente del Congreso pusieron como condición innegociable para sentarse a la mesa que el mandatario retire el proyecto de enmienda y renuncie a sus intenciones reeleccionistas.

La respuesta no se hizo esperar.

"Uno dialoga sin condiciones o sino el diálogo para qué es; si vas a condicionar no hay diálogo", expresó la senadora Lilian Samaniego, principal operadora a del cartismo.

"El proyecto no se va a retirar, se va a tratar luego de la mesa de diálogo que está convocando el Presidente", agregó la expresidenta de la ANR quien ofreció una conferencia de prensa acompañada por su colega Juan Darío Monges y el gobernador de Itapúa, Luis Gneiting tras la reunión “secreta” que el presidente mantuvo con sus seguidores en Mburuvicha Roga.

La reunión

Horacio Cartes se reunió este lunes con gobernadores,  intednenetes, parlamentarios y presidentes de seccionales que llegaron hasta la residencia presidencial para ofrecerle su apoyo “incondicional” y en el caso de loslso dirigentes del departamento Central pedir el procesamiento de los políticos opositores Efraín Alegre, Luis Wagner y Desiree Masi y los periodistas Oscar Acosta, Menchi Barriocanal y Santiago González a los que responsabilizaron por la quema del Congreso y el crimen del joven Quintana.

También solicitaron que se procese a los senadores de la disidencia colorada Mario Abdo, Enrique Bacchetta y Blanca Ovelar.

Según el diario ABC, envalentonado por los discursos d eapoyo,  Cartes tomó la palabra y solicitó a sus seguidores que defiendan el plan de reeleción. Con un tono potente les aseguró que no cejará en su intención y que ni diez Zuccolillos ni diez Viercis lo van a detener. La versión señala que incluso en algún momento golpeó la mesa con mucha energía para impresionar.

Insistió en que los medios no le harán cambiar de opinión y que siendo presidente de la República tiene la decisión de hacerse respetar y de hacer respetar a las autoridades. En medio de los aplausos de los presentes y algunos gritos de apoyo, se cerró el encuentro.

Algunos dirigentes que tomaron la palabra consintieron su apoyo a la estrategia de “diálogo” convocado para apaciguar los ánimos de la ciudadanía, mientras siguen firmes con el plan de enmienda. Se decidió que mañana en la noche se desarrollaría un nuevo encuentro.

¿Y Lugo?

El expresidente y aliado de Cartes en el plan reeleccionista también emitió un mensaje este domingo por la noche. No mencionó el asesinato de joven Rodrigo Quintana y tampoco condenó de manera clara el accionar terrorista de la policía nacional.

Desde su partido se difundieron varios comunicados donde se responsabilizó a los medios y la dirigencia de la oposición por los trágicos sucesos.

El discurso de Lugo pareció “clonado” al de Cartes y los comunicados del Frente Guasu “calcados” a los del oficialismo colorado. 

La crisis se desató luego de que 25 senadores aprobaran el último viernes la enmienda a favor de la reelección en una sesión secreta llevada adelante en la bancada del FG.

Sectores de la oposición liderados por el Partido Demócrata Progresista informaron que prpearan el libelo acusatorio para el juicio político contra el actual presidente.

Lectores: 1473