Mundo NOVA
El mundo en crisis

Estados Unidos le envió un mensaje a Corea del Norte: "La era de la paciencia terminó"

Donald Trump saca provecho del error misilístico de Kim Jong Un. (Dibujo: NOVA).

Luego de que el Departamento de Defensa de Estados Unidos confirmara  que el lanzamiento de prueba de un misil por parte de Corea del Norte este sábado resultó fallido, el vicepresidente norteamericano Mike Pence se mostró firme y dijo que "todas las opciones están en la mesa" para presionar a Pyongyang a abandonar sus armas nucleares.

Pence recién ha iniciado una gira de diez días que incluye no sólo a Corea del Sur, sino también a Japón, Indonesia y Australia, en momentos de extrema tensión en la península coreana.

Durante su visita a la zona desmilitarizada coreana (Dmz), Pence definió como "acorazada" a la alianza entre Washington y Seúl y calificó como una "provocación" al intento fallido del país asiático. También dijo que el presidente Donald Trump espera que China use sus influencias "extraordinarias" para que el régimen norcoreano eche por tierra su programa misilístico.

Además, el vicepresidente estadounidense visitó la base militar Camp Bonifas, ubicado en las cercanías de Dmz, zona que atraviesa la península coreana a lo largo de 250 kilómetros de la frontera entre el Norte y el Sur, para dialogar con los líderes miliares y reunirse con tropas norteamericanas que permanecen en esas tierras.

Por su parte, China manifestó que ante un escenario “delicado y peligroso" todas las partes involucradas en la crisis deben dar prueba de "moderación", evitando cualquier tipo de provocación. Al respecto, el vocero de cancillería chino, Lu Kang, aseguró que es vital reducir las tensiones para recuperar el diálogo mediante una “mesa de  negociaciones” para hallar soluciones por “medios pacíficos".

Lectores: 573