Nacionales
Con dinero de la Itaipú

El ingeniero Guillermo Sánchez y su firma Edifica Constructora denunciados por estafa en CDE

Sánchez no pagó a sus contratistas por los trabajos de refacción en el Colegio Sagrada Familia.

A principios de 2017, Edifica ganó una licitación de la Itaipú Binacional para efectuar ampliaciones en el Colegio Sagrada Familia del Area 3 de CDE por un monto de 3.550 millones de guaraníes.

Guillermo Sánchez se comunicó entonces con el contratista Elvio Samudio y le ofreció la mano de obra. Finalizado el trabajo, Samudio le pasó la factura final. Hechas las cuentas, el empresario debía pagarle la suma de 53 millones de guaraníes. 

Cuando el contratista le entregó la factura, Sánchez le dijo que el costo era demasiado elevado y que solo disponía de 20 millones.

Samudio decidió defender su presupuesto e interponer una denuncia ante el Ministerio de Justicia y Trabajo que aún no ha resuelto la demanda.

Pero ese no es el único impago en el que incurrió Sánchez, el encargado de colocar los pisos en las ampliaciones hechas en el colegio también demandó al ingeniero que a instancias de la justicia debió pagarle los 16 millones de guaraníes que el hombre  le reclamaba.

Las ampliaciones del Sagrada Familia no es la primera obra que Edifica licita en el este, también hizo trabajos en el Zoológico (donde tampoco pagó a su contratista) y en la reserva Itabó.

Según publicó en su momento la Itaipú, la obra consistió en la readecuación funcional de 4 mil metros cuadrados de bloques, que incluye los sectores administrativos y un polideportivo, además de la biblioteca y el área externa.

“Esta revitalización contempla la renovación de los pisos, el techo, las paredes y las aberturas. Además, intervenimos en los sistemas sanitarios y eléctricos”, explicó el ingeniero Fernando Barúa, de la Superintendencia de Obras y Desarrollo (OD.CE) de la Itaipú, encargada de la fiscalización de los trabajos.

“Tenemos la inclusión de unos bloques nuevos, que corresponden a la Educación Escolar Media. Se trata de una obra de gran envergadura, que beneficiará a una población de 1.400 alumnos, más los profesores y el personal administrativo”, añadió.

Según Barúa, la obra en la escuela se realizó por etapas, dado que su implementación coincidió con la época de clases. “En este caso, los alumnos fueron trasladados a otro sector. Se optó por realizar el trabajo en dos fases; la primera, que ya está con un 80 por ciento de avance, y la otra, correspondiente al sector donde actualmente están los estudiantes, donde nos enfocaremos una vez culminada esta primera parte”, sostuvo.

Mencionó que para la readecuación del techo, se optó por la instalación de componentes con tecnología avanzada, un panel con doble chapa, y núcleo de material térmico y acústico, con una tipología colonial.

Lectores: 319