Mundo NOVA
Tras un complejo operativo

Tailandia: fueron rescatados con éxito los 12 niños y el entrenador atrapados en una cueva

  • La extrema pericia de los buzos fue crucial para llegar al objetivo en condiciones de máxima adversidad.
    Foto 1 de 4
  • La extrema pericia de los buzos fue crucial para llegar al objetivo en condiciones de máxima adversidad.
    Foto 2 de 4
  • La extrema pericia de los buzos fue crucial para llegar al objetivo en condiciones de máxima adversidad.
    Foto 3 de 4
  • La extrema pericia de los buzos fue crucial para llegar al objetivo en condiciones de máxima adversidad.
    Foto 4 de 4

La Marina tailandesa informó este martes que finalizó con éxito el rescate de los 12 niños y su entrenador atrapados desde el pasado 23 de junio en la cueva de Tham Luang, ubicada al norte de Tailandia.

Este lunes, ya totalizaban 8 los niños evacuados, 4 de los cuales fueron rescatados el domingo, y permanecen monitoreados y con asistencia en un hospital de la zona, tras ser trasladados en helicópteros y ambulancias.

Este martes, la tercera y más compleja misión de salvataje de los 4 menores restantes y el profesor también resultó exitosa, con la ayuda no sólo de los 18 buzos especializados que vienen trabajando en la operación, sino también de un médico y tres miembros de la marina tailandesa que permanecieron con el grupo desde que los encontraron. Cabe recordar que en la primera misión, uno de los buzos falleció luego de quedarse sin oxígeno.

Según afirmó el coordinador de los trabajos, Narongsak Osottanakorn, la última misión fue aún más rápida que en el primer día, cuando concluyó dos horas antes de lo previsto. Esta vez, solo fueron necesarias nueve horas.

Los factores climáticos también ayudaron en el último rescate, ya que el domingo hubo abundantes chubascos, lo que obligó a los equipos de apoyo a reforzar el bloqueo de los huecos por los que se filtraba la lluvia para evitar que subieran los niveles de agua dentro de la cueva. Este lunes, afortunadamente fue soleado durante todo el día.

En líneas generales, el plan fue similar en las tres secuencias: cada niño fue acompañado de dos buzos expertos, uno que lo guiaba por delante y le llevaba la botella de oxígeno, y otro detrás por si surgían problemas, guiados por un sistema de cuerdas. Asimismo, personal de apoyo que se encontraba situado en puntos clave ayudó en los últimos tramos.

El primer ministro tailandés, el general Prayut Chan-Ocha, jefe de la junta militar que gobierna el país desde el golpe de Estado de 2014, estuvo presente en la cueva para supervisar los trabajos en este tercer día de rescate.

Por ahora, los niños se encuentran aislados hasta tanto se les realice los estudios médicos correspondientes, ya que es probable que hayan sido afectados por bacterias u hongos propios del área donde permanecieron durante varios días, riesgo acentuado por el sistema inmunológico deprimido. Los médicos temen que el contacto con otros seres humanos pueda contagiarles alguna enfermedad. Sus padres pudieron verlos sólo a través de un cristal.

Lectores: 175