Nacionales
Exgobernador y hoy diputado

Mario Varela y la "Miel de oro": otro caso que no debe pasar desapercibido para la ciudadania indignada

Diputado Mario Varela.

El escándalo estalló en noviembre de 2016 cuando se supo que entonces gobernador colorado de Caaguazú y hoy diputado nacional, Mario Varela había pagado G.812 por cada sachet de 5 gramos de miel cuando en el mercado se podía conseguir hasta en G.250.

Juan Ramón Cohene, líder de bancada liberal, dijo que "El productor comercializa con la empresa adjudicada a G.20.000 el kilo; mientras que la empresa, por el solo hecho de envasar en sachet, obtiene G. 162.400 por cada kilo de la materia prima", explicó Cohene.

El líder de bancada se basó en datos recabados durante la investigación sgún el diario UH. "No puede ser que el proceso de envasado sea más costoso que la propia miel de abeja”. 

En conferencia de prensa,Varela intentó justificar el precio: ”Fue la oferta más baja presentada en la licitación acorde a los precios de mercado”.

La inversión para la compra de miel de abeja por parte de la Gobernación ronda los 1.300 millones de guaraníes.

Un tipo “dulce”

Pero la cosa no quedó ahí, en marzo de 2017, el presidente de la Asociación Nacional de Productores Apícolas (ANPA), Ing. Odenis Delima, denunció que la Gobernación de Caaguazú adquirió 94 cajas para colmenas de baja calidad y a precio muy alto. Costaron G. 240.000 cada una cuando el costo en el mercado ronda G. 140.000, lo que significa que habría una sobrefacturación de G. 100.000 por cada unidad.

Según el corresponsal de ABC Color, las colmenas se distribuyeron en los distritos de Santa Rosa del Mbutuy y Carayaó y la sobrefacturación habría alcanzado los G. 9.400.000, ya que el precio se habría inflado en un 41,6%, según los datos.

Delima, indicó que tuvo que realizar una recorrida por el departamento tras las denuncias de los apicultores afiliados al gremio sobre la entrega de cajas para colmenas de muy baja calidad y sin cumplir los estándares para la buena producción de miel.

Los panales son muy finos, la madera es de timbó pero de blancura, que no tiene alta durabilidad. Como máximo durará entre seis meses a un año, explicó el ingeniero. 

Agregó que la Gobernación de Caaguazú está pagando G. 240.000 por cada caja, lo que equivale a una caja para colmena de alta calidad. Sin embargo, las entregadas a los apicultores no están pintadas y con madera que no fue previamente cepillada, por lo que el verdadero precio máximo de mercado rondaría los G. 150.000.

“Esto afecta mucho a los apicultores, que no van a producir lo suficiente porque la terminación es pésima”, agregó Delima.

Por otro lado, Darío Coronel, representante de la Comisión de Apicultores de Carayaó, afirmó que solicitaron cinco cajas con todas las herramientas para cada trabajador del sector de la zona, pero que solo se les entregaron dos colmenas. Cada una tiene los panales, pero no cuentan con las herramientas necesarias para realizar la labor.

“Pedimos que se haga bien el trabajo, no a medias. Esto a nosotros no nos sirve porque la calidad es pésima. Las maderas ni siquiera fueron cepilladas y tienen blancuras, no están pintadas (la pintura sirve como protección ante las lluvias y el sol), no tienen piqueras estándares, cuentan con aberturas en la base. Prácticamente no sirve esto. Tendría que durar cinco años, pero como máximo durará un año”, expresó Coronel a ABC.

En mayo de 2018, Varela habló de la posibilidad de dejar su banca para integrar el Gabinete de Mario Abdo.

Lectores: 643