NOVA Show
Espectáculos

Jazmín del Paraguay, la niña que enamora a su público con su voz y carisma

  • Con su corta edad, Jazmín es aclamada por el público no solo paraguayo, sino también a nivel latinoamericano.
    Foto 1 de 3
  • Con su corta edad, Jazmín es aclamada por el público no solo paraguayo, sino también a nivel latinoamericano.
    Foto 2 de 3
  • Con su corta edad, Jazmín es aclamada por el público no solo paraguayo, sino también a nivel latinoamericano.
    Foto 3 de 3

Por Laura Benítez, de la redacción de NOVA.

Jazmín Luján Sanabria Ojeda, es hija del conocido músico Oscar Sanabria, ex integrante del afamado grupo “Los Ojeda”. Oriunda de Pedro Juan Caballero, empezó a cobrar protagonismo a partir de su participación en el programa de televisión “Pequeños Gigantes”, transmitido por las pantallas de Telefuturo y conducido por Dani Da Rosa, en el año 2014.

Desde allí su imagen y su talento conquistó al público paraguayo e internacional, hasta que llegó a ser unas de las participantes latinoamericanas en las pantallas de Univisión, invitada por el conductor chileno Don Francisco, a su programa Sábado Gigante para el segmento “Estrellas del Futuro”, en la ciudad de Miami.  

En ese sentido, NOVA se puso en contacto con padre e hija para que nos cuenten cuáles son sus proyectos para este año y los desafíos que conlleva ser una artista a los 13 años de edad.

La artista es conocida con el seudónimo Jazmín del Paraguay, gracias a que dicho nombre fue inscripto en la Dirección Nacional del Derecho del Autor, en la fecha 2 de septiembre de 2015, inmediatamente después de su participación en el programa televisivo Sábado Gigante. En ese sentido Jazmín nos comentó que ”elegimos ese nombre para de alguna manera llevar siempre en alto por todo el mundo, donde me toque ir, el nombre de nuestro querido Paraguay, teniendo en cuenta además que el Jazmín es una flor nacional del país”.

La niña inició su carrera a los 8 años, en el programa “ Pequeños Gigantes”, que era un reality. La artista dijo: “En realidad fue una escuela para mí, una oportunidad y una bendición muy linda, aprendí muchas cosas y recuerdo los maravillosos momentos vividos con todos los chicos. Una hermosa experiencia, aunque el verdadero boom se dio cuando fui llamada a participar del programa de Don Francisco, de la mano de la televisión paraguaya, soy conocida en el país, pero después de mi viaje al exterior, creo que me tienen mayor apreciación”.

Siguiendo el hilo de la conversación con NOVA , la artista nos comentó que la producción de Don Francisco, se puso en contacto con la familia a través de Facebook. En su afán de buscar niños talentosos para el segmento “Estrellas del Futuro”, reunió a 12 niños latinoamericanos, entre ellos había mexicanos, colombianos, ecuatorianos, residentes estadounidenses y una paraguaya.  En realidad, "en un principio no lo pudimos creer ya que pasan tantas cosas, incluso llegamos a pensar que se trataría de una broma o estafa, en fin una vez confirmado todo, corrimos tras los pasaportes, de lo demás se encargó íntegramente la producción: boletos de avión, hoteles y viáticos y finalmente de esta experiencia quedé en segundo lugar, pero para mis amigos y familiares es como si hubiéramos ganado la copa del mundo”, sostuvo la niña.

Dentro de los estilos musicales que más aceptación tienen por parte del público, nos dijo que antes de cada presentación investigan de antemano qué tipo de personas irán a determinado evento, por ejemplo, ”si es una fiesta infantil escogemos repertorio acorde con el tipo de fiesta, si voy a un festival, también hacemos lo mismo, pensando siempre en agradar al público y siempre lo logramos hasta el momento, pero en general al público le encanta la música paraguaya, donde bailan y cantan, pero hay una canción que se llama ‘Cucurrucucu Paloma’, y fue la canción con la que aparecí por primera vez en el programa de la televisión paraguaya”, declaró la niña.

La humildad es un gran valor que destaca a Jazmín frente al escenario. Es por ello que sigue conquistando a su público y sostiene que ”no se debe tratar de cambiar la personalidad para agradar a un determinado grupo de personas, sino que se debe conservar la sencillez por sobre todas las cosas, cada artista y cada ser humano tiene algo que lo identifica, además debe ser auténtico, creo que el artista tiene que ser artista, no querer serlo y están lo que dicen que ya nacemos así, pero vuelvo asentar mi postura, yo creo que el don del arte, es un don que recibimos como regalo de Dios”, remarca la cantante.

Uno de los aspectos en que ahondó también NOVA, es cómo se congenia la vida de una artista sin descuidar su niñez y su educación; y en ese sentido el rol de sus padres juega un papel primordial es esa área, siendo conscientes de que su educación está en primer lugar, así también como nunca descuidaron su etapa de vida. Jazmín en este punto declaró: ”El hecho de que sea artista, no quiere decir que deje de ser estudiante, siempre voy pasando de grado, con excelentes notas y la tecnología es una herramienta que me ayuda bastante cuando estoy de viaje, sin dejar de mencionar que tengo unas amigas muy nobles que me pasan todas las lecciones y a mi regreso entrego las tareas terminadas”.

Dentro del repertorio de sus canciones, en el 2017 se lanzó su primer álbum Florilegio de Canciones, con diversos temas, entre ellos músicas inéditas de autoría de su padre. En este momento aún no compone sola, pero su papá le viene dando una amplia participación en las canciones que él compone y en ese sentido “para mi próximo disco de 2019 queremos lanzar un tema inédito con video clip, estamos trabajando en este nuevo Single y además tenemos propuestas del exterior que de concretarse, estaríamos de gira internacional”, finalizó Jazmín.

De tal palo tal astilla, la influencia de su padre, en su vida artística.

Oscar Adán Sanabria, es músico desde los 7 años, y también tiene una larga y brillante trayectoria. Desde los 12 o 13 años viene integrando orquestas y grupos musicales. Empezó en Arroyito, luego se trasladó a su ciudad natal Pedro Juan Caballero, donde formó  parte de una legendaria orquesta llamada Los Tammys y en esa misma ciudad integró el Mariachi Norte.

El artista tiene un disco grabado en São Paulo, Brasil con el conocido grupo paraguayo “Los Ojeda”. Pero desde que nació su hija Jazmín, montó un estudio de grabación en su casa y se convirtió en productor musical. Oscar le dijo a NOVA que “el desafío de tener una niña artista, es eso: congeniar la vida artística sin privarla absolutamente de nada, de su educación y de su espacio para recrearse”

En ese sentido, Oscar detalló que el mundo del arte es una actividad que ofrece obstáculos, como así también oportunidades. “Jazmín recibió varios reconocimientos como, por ejemplo, es Hija dilecta de su ciudad, o la distinción del Honorable Congreso Nacional como niña destacada del año y premiada con una beca de estudio completo en el colegio japonés Nihon Gakko”, dijo su padre.  Por otro lado, lo que en su momento costó un poco fue dejar la ciudad, los familiares y los amigos y mudarse a la capital, “pero ver a nuestra hija tan contenta, haciendo lo que más le gusta, cualquier sacrificio desaparece porque la satisfacción es mayor”, subrayó Sanabria.

Lectores: 4109