Información General
Llegó con un permiso de viaje y “no volvió más”

Pedido desesperado de una madre argentina a la que le secuestraron su hija de 9 años en Paraguay

Guadalupe Salas comentó que su ex pareja ya tiene una imputación por sustracción de menores y está esperando el exhorto de su hija mediante medida cautelar.

Se comunicó con NOVA la argentina oriunda de la provincia de Salta, Guadalupe Salas, de 29 años, quien se encuentra en estado de desesperación ante el secuestro de su hija Sol Salazar Salas, de 9, la cual viajó con su padre el 23 de enero con un permiso que era hasta el 20 de febrero, pero ese mismo día se dio con la noticia de que Julio Salazar Vallejos le dijo que su hija no volvería a la Argentina.

Guadalupe comentó que estuvo casada diez años con él, que es paraguayo, y que luego de recibirse, se fue a su país. Explicó que de esos diez años de casados, ocho trabajó y vivió el mayor tiempo en Tartagal y que durante ese tiempo, su hija siempre estuvo con ella.

Esta mamá cuenta que la separación de ambos fue hace un año y cuatro meses, y que en octubre Salazar Vallejos quiso llevarse a la pequeña para unos quince, pero ella se lo negó porque aún tenía clases y exámenes. Finalmente, le dio un permiso para que vaya de vacaciones mediante la jueza de Paz de San Lorenzo que se llama Norma Villa, en el período del 23 de enero hasta el 20 de febrero.

En relación a esto, Guadalupe contó que “me comuniqué normal con mi hija en todo ese tiempo. El mismo 20 trató de comunicarme nuevamente con ella, y me responde él y me dice que mi hija no va a volver a la Argentina. Entonces yo voy y hago la denuncia a la Comisaría porque ya era 20. Ese mismo día viajo a Paraguay con mi papá y mi hermano a buscarla porque ya se le había vencido el permiso, yo llegué el 21 allá”.

Continuó relatando esta tremenda y dolorosa experiencia y explicó que llegó a Paraguay a la tarde a la casa de la madre y él no se encontraba. “Lo llaman y tarda una hora en llegar, pero viene  sin mi hija. Yo insistí en verla a ella y él se comunica por teléfono y la traen a mi hija en un auto acompañada siempre de tres mujeres. Y no me dejaban verla sola, yo quería saber si le había pasado algo porque hasta eso no sabía nada. Ella quería venir porque tenía que rendir una materia al otro día, porque con esa excusa la llevó él, porque él es profesional y  la llevó para prepararla para rendir una materia y justo rendía mi hija el 21 de febrero en el colegio Nuestra Señora de La Merced”, sostuvo esta mamá.

Asimismo, comentó que la dejaron ver a solas cinco minutos y pudo preguntarle cómo estaba, ya que comentó que su hija tiene pubertad precoz. Allí pudo saber que el papá de su hija ya no vivía donde alquilaba, sino en la casa de la madre, donde tiene un bar.

Sobre cómo la vio a su hija, manifestó que “ella estaba mal anímicamente porque  quería venirse a rendir esa materia. Después no me dejaron verla más, él se comunica de nuevo por teléfono y la llevan de nuevo a mi hija, y de ahí directamente ya me echaron, porque cuando la traen a mi hija, él también trae Policía y custodia. Yo sabía que tenía que hacer una denuncia en Paraguay por retenerla ilegalmente porque ya se le había vencido el permiso. Los policías son conocidos de la madre, encima que me amenazaron, amenazaron a mi familia. Ese mismo día volví a Salta”, dijo Guadalupe.

Una luz se encendió en todo esto ya que este jueves salió una restitución favorable donde el juez hizo lugar al pedido de restitución de Sol, pues esta mamá pudo presentar todos los papeles y constancias que su hija siempre vivió en Salta y también consta en su  partida de nacimiento que es argentina y salteña. Es por esto que por vía cautelar se envió un exhorto a Paraguay.

Con respecto a esto, advirtió que como es cautelar, “eso sale rapidísimo y urgente. El viernes no pude ir porque el doctor me dio reposo. Entendí que le comunican a un juez de Paraguay, ahora ya la comunicación es de juez a juez. Además, el papá de mi nena está imputado, también salió un exhorto de imputación para él por sustracción de menores, porque yo no autoricé residencia, sólo era un permiso de viaje con inicio y vencimiento. Entonces la audiencia de imputación para él está para el 30 de abril y después sale el exhorto de mi hija mediante medida cautelar”.

Por último, Guadalupe contó que ella no se pudo quedar más tiempo en Paraguay porque empezó a tener problemas en el corazón, “me empecé a sentir mal, entonces me fui volando al hospital, estaba con el corazón en la mano. Se ve que era todo el estrés que estuve pasando. Me levanto todos los días por mi hija, nada más”, afirmó.

Es por esto que solicita urgente la restitución de su hija, ya que lo que está viviendo es un calvario y reza todos los días para que la niña se encuentre bien.

Lectores: 681

Envianos tu comentario