Paraguayos en el exterior
Una institución en problemas

Las metidas de patas del Consulado paraguayo en Buenos Aires

Héctor Figueredo, ex cónsul paraguayo, denunciado por un supuesto caso de acoso sexual.

El Consulado paraguayo en Argentina viene sufriendo fracturas como institución del Estado en el exterior por las torpezas de sus funcionarios, con hechos que llaman la atención de la sociedad paraguaya. En ese sentido NOVA se hizo eco de algunos escándalos de dicho organismo.

En primer lugar, Ana Grissetti, una joven que concurrió a la Embajada en Buenos Aires para coordinar detalles de un encuentro juvenil que era organizado por residentes en la capital, terminó denunciando al cónsul Héctor Figueredo por un supuesto caso de acoso sexual, y que luego fue desmentido rotundamente por el ex consul.

La joven alegaba en su denuncia que recibió la invitación por parte del diplomático “de pasar la noche con él”. Luego de este hecho que generó mucha indignación, el canciller de Relaciones Exteriores, Luis Alberto Castiglioni, solicitó la dimisión de Figueredo que finalmente renunció a su cargo de Cónsul General.

Por otra parte, fue nombrada en reemplazo del cónsul, la señora Celia Esther Cañete Ledesma, con carrera diplomática que lanzó dos comunicados, uno que prohibía el ingreso y permanencia de gestores en la Sede Consular. En ese sentido un referente de la colectividad paraguaya de La Plata dijo que “esta medida es ilegal e inconstitucional y es típica de una dictadura y no de un proceso democrático. Se está discriminando a ingresar libremente en una institución pública a ejercer una determinada profesión, que es importante ya que muchos compatriotas demandan nuestro servicio para agilizar sus trámites porque muchas veces  no disponen de tiempo para hacerlo personalmente”.

Otro de los comunicados que se lanzó generó un revuelo y malestar en  las redes sociales por los nuevos valores de los trámites de documentaciones, cotizados en un monto de 35 dólares. En la misma fecha que se comunicaba esto en la Argentina se conocía el nuevo índice de la pobreza que trepó a los 32 por ciento y dentro de ese porcentaje se encuentra un sector de la comunidad paraguaya.

La reacción de la colectividad paraguaya dio marcha atrás a este comunicado a través del ministro de Asuntos Consulares Antonio Aranda  que  puso en conocimiento del canciller Castiglioni que mediante una resolución dispuso la exoneración de las tasas para los inmigrantes en la Argentina.

Y nos plantaron

Hace dos meses el ministro de la Secretaria de Desarrollo para Repatriados Connacionales de Paraguay, Edgar Ruiz Torres, estuvo en la ciudad de La Plata para inaugurar una oficina que promueva el retorno de los paraguayos.

El día 2 de abril, los medios de prensa, incluídos colegas de esta Agencia, fueron convocados para cubrir una actividad sobre la capacitación que se iba realizar para los funcionarios de dicha Secretaria que se encuentra dentro de la Sede Diplomática, pero ese día era feriado en la Argentina por la Conmemoración del Día del Veterano y de los Caídos en Malvinas. Lo curioso del hecho es que fuimos convocados para las 11 horas de la mañana y el Consulado estaba cerrado, tocamos timbre para ver si estaba alguien y no se encontraba ningún funcionario.

Posteriormente nuestro colega se contactó con el responsable y éste nos dijo “que al parecer hubo una confusión porque ese día era feriado para la Argentina y no se previó”. Luego nos enteramos a través de una denuncia anónima que los funcionarios se encontrarían disfrutando de un banquete en el campo de un reconocido funcionario del Consulado de Buenos Aires y que dicha capacitación finalmente fue realizada en esa sede, al día siguiente, pero los medio de prensa que estuvieron presente ya no fueron convocados para realizar la cobertura.

Es más, mientras los funcionarios de la Oficina de Repatriados disfrutaban de ese banquete, una compatriota de Barracas llamaba al Consulado para repatriar el cuerpo de un familiar fallecido y nadie le contestaba. Finalmente pudo comunicarse con un funcionario del Consulado de La Matanza que le dijo “que se presentara al día siguiente en la sede de Buenos Aires”.

Lectores: 1571