Nacionales
"Volaron" vasos, botellas y agua

Payo "descontrolado" contra los ascensos en la policía: “¡Váyanse todos a la puta!”

Payo y Lugo en plena pelea.

Sucedió este martes en la Comisión de Asuntos Constitucionales sobre el final de la reunión en que se trataron los polémicos ascensos en la Policía Nacional y tuvo  protagonista excluyente a Payo Cubas, que “explotó” cuando al principal, Aurelio Marín (jefe de la Dirección contra Hechos Punibles, Económicos y Financieros de la Policía) se le ocurrió agradecer a Dios.

“Para empezar quiero agradecer a Dios por estar en esta magna comisión...”, decía cuando Payo lo interrumpió a gritos diciéndole “Dios no tiene nada que ver acá”.

El uniformado intentó ignorar el comentario y trató  de seguir lo que generó la ira del senador esteño que reaccionó arrojándole dos tapitas de botella de agua.

“Yo soy su jefe, carajo. Dios no tiene nada que ver”.

Marín no tuvo mejor idea que contradecirlo: “Claro que tiene que ver” le respondió y ahí todo se salió de control.

Payo se levantó de su silla y encaró al comisario al que acusó de zacariista (Marín fue jefe de la Policía de Alto Paraná) Le tiró agua en la cara y arrojó varios golpes, uno de los cuales alcanzó al asistente del senador Fernando Lugo, quien en vano trató de frenar la pelea. “¡No podés tocar a un senador, carajo!”, le dijo “Payo”  al “secretario” del expresidente.

“Vos sos un tarado. ¡Sentate!”, le dijo Lugo a Cubas y le arrojó agua en la cara. Lugo respondió de la misma manera.

Como era de esperar, Payo redobló el ataque y trató a Lugo de “presidente delincuente, putero y guerrillero”.

También “ligó” la presidenta de la Comisión, Lilian Samaniego a la que Cubas le dijo “pelotuda”.

“Les voy a quemar a todos acá adentro y van a fritarse. El pueblo es el que va a mandar. Enano de mierda este Marín que le protegía a Zacarías. ¡Que se vaya a la puta todo! ¡Bye!” se despidió Cubas.

Todo bajo la atenta mirada del ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor (o “Bolamayor”, como le dice Payo) quien acompaño a los comisarios a la reunión.

Lectores: 501