Paraguayos en el exterior
Había antecedes

Quebró su ilusión: un actor paraguayo estafado por un falso manager en Argentina

Santiago Aquino, un actor que fue estafado, y Cristian Montes de Oca, un falso representante. (Foto: NOVA)

Hace un tiempo atrás, NOVA reveló el proceder delictivo de Cristian Miguel Montes de Oca, un hombre que se presenta como manager y productor pero que, al parecer, no es más que un presunto estafador. En este sentido, se siguen sumando víctimas a su historial.

En esta oportunidad, el denunciante es Santiago Aquino, de 35 años y de nacionalidad paraguaya, un artista multifacético que se dedica principalmente a la actuación, quien conversó con NOVA, y quien además entregó miles y miles de pesos a cambio de su sueño: trabajar en películas que nunca se filmaron y, al parecer, tampoco se van a rodar.

“Este señor conmigo se hizo llamar Sergio Fabián, pero con otras personas se puso otro nombre. Yo lo estoy demandando y hoy ya quedó a cargo de la Fiscalía N° 13”, reveló Aquino.

Todo fue no solamente una estafa, sino también el manoseo de una ilusión: “Yo te voy a lanzar como actor de cine”, le había prometido, luego de que lo contactara a través de una publicación en el diario Clarín.

Asistió a su oficina, ubicada en Avenida Rivadavia al 1615, piso 7, oficina 27, frente a la Plaza Congreso en Capital Federal. Y fueron todas promesas de contratos con grandes producciones cinematográficas. Sin embargo, en varias oportunidades comenzó a solicitarle dinero para “las firmas de los contratos y los términos legales”.

Primero fueron 100 dólares, que son alrededor de 4.500 pesos, para comenzar a ser su manager oficialmente y le dijo que era “un único pago y después no necesitas más nada”. Una vez efectuado, Montes de Oca le aseguró: “Bueno a partir de ahora soy tu manager. Tenés que comprarte dos prendas: dos camisas, dos pares de zapatos, dos sacos, dos pantalones, dos trajes”. Para ello, Aquino gastó una cifra por sobre los 20 mil pesos.

Después de una sesión de fotos, llegó el primer falso contrato para el rodaje de una película y, por supuesto, allí se fueron otros 2.300 pesos que la víctima tuvo que abonar por temas “legales”, que los abonó, hasta ese momento, “sin problemas”.

La siguiente cita fue en un café para la firma, tan rápidamente, de otro contrato para otra película (como si sobraran las oportunidades en este contexto laboral). La diferencia radicó en que esta vez le pidió 5.300 pesos, los últimos que Montes de Oca recibió de parte del denunciante.

Pero la situación comenzó a ponerse tensa al pedir un recibo o, por lo menos, una copia de los contratos firmados. Empezaron a surgir dudas de ambas partes y la relación que parecía profesional comenzó a resquebrajarse.

Tras averiguar y averiguar, Aquino dio con la historia de otra víctima de Montes de Oca. De allí comenzó a “seguirle la corriente” pero no largó ningún “mango” más y comenzó a preparar las pruebas que ahora le pertenecerán a la Justicia para que accione.

No obstante, ya para esta altura, Aquino aseguró que el delincuente lo estafó con más de 15.000 pesos y que si se le suma lo gastado en ropa, la cifra asciende casi hasta los 40.000. Pero la historia no termina aquí.

El colmo de los colmos, la frutilla del postre a una historia desopilante, fue el último encuentro entre las partes en la oficina de calle Rivadavia. El falso manager prometió un proyecto “multimillonario” en Cuba, había mandado todos sus datos para la película “Mil días en prisión”. El contrato era por 5 meses de grabación a cambio de un sueldo de 3.380.000 pesos.

“Me pidió si le podía comprar con mi tarjeta de crédito un pasaje para Cuba porque tenía que irse a Cuba para abrir las negociaciones del contrato”, le contó el estafador a la víctima. “Se dio cuenta que era imposible sacarme más plata” y ese fue un quiebre en el vínculo profesional.

Ahora será labor de la Justicia y concretamente de la Fiscalía N° 13, que recepcionó la demanda penal por “Estafa”, la que tendrá que rejuntar las pruebas que, dicho sea de paso, hay muchas en su contra.

Lectores: 720

Envianos tu comentario