Nacionales
¿Renovación o reciclaje?

Castiglioni al MIC, Beto Ovelar al MOPC y Wiens a Itaipú: trasfondo y razones de los posibles cambios en el Gabinete

Beto Ovelar, Arnoldo Wiens y Luis Castiglioni (Dibujo: NOVA).

Por José Maria Quevedo

El ahora exasesor de Asuntos Internacionales de la Presidencia y obediente servidor del primero del ejecutivo, Federico González, se convirtió este viernes en el primer confirmado del “nuevo gabinete” de ministro, y decimos “nuevo” por que por los nombres que se manejan no es mas que un “reciclaje” de afines caídos en desgracia no hace mucho. Ese es el caso de Luis Castiglioni que pasará de ser sospechoso de entregar la soberanía paraguaya en Itaipú a defender y promover los intereses de industriales como nuevo titular MIC. El nombramiento tiene poco que ver con sus cuestionables capacidades y no esconde mucho misterio: Cartes quiere que Arnaldo Franco recuperare su lugar en el Senado y cómo parece que Rodolfo Friedman tiene (por ahora) el apoyo suficiente como para no ser destituido es Liz Cramer la que deberá “sacrificarse”.

A Cramer le reclaman haberle prestado durante la pandemia “demasiada atención” al sector hotelero liderado por Sofia Montiel de Afara y haberse olvidado del resto.

Pero como Marito no es de esos que deja “tirados” a sus amigos, la futura exministra ocuparía una de la codiciadas consejerías de la Itaipú Binancional.

Allí tendría como jefe al hasta hoy ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, que dejaría el MOPC para que Beto Ovelar pueda colocar a su gente y (según dicen) financiar parte de la campaña colorada en 2021.

Otros de los cambios que estaría al caer sería el de Benigno López. El nombre que más suena para encargarse de la cartera de Hacienda es el del actual titular de la Itaipú y consejero y amigo del presidente, Ernst Bergen.  

La cuarta decisión que podría tomar Abdo (“cómo última opción” según una fuente muy confiable) sería designar a Eduardo Petta como ministro del Interior y a Euclides Acevedo como ministro de Educación, lo que en términos ajedrecisticos se denomina “enroque”. Un “enroque” que sentenciaría la partida que el Gobierno juega con la opinión pública porque si hay un personaje que se lleva mal con los medios y se comunica pésimo, es Eduardo Petta. Ponerlo al frente de Interior sería para el presidente darse un tiro en el píe con esa pistola que habitualmente lleva en la cintura.

Lo de Petta a Interior sería un error del que Abdo no saldría indemne y quien se lo haya aconsejado seguramente no tiene muchas ganas de que termine su mandato.

Sin embargo, en el entorno presidencial, este enroque es visto como una solución al reiterado pedido de Petta de dejar una cartera donde la pasa muy mal y darle un corte definitivo a las tensiones entre Euclides y el comandante Resquin Chamorro, al que el hoy ministro no puede ver ni en figuritas.

No le ve tan así un consultor externo del Gobierno al que NOVA le pidió opinión:

“Petta es un problema en educación, pero la posibilidad de mudarlo a Interior podría generar mayores turbulencias dado su carácter que privilegia la confrontación antes que el diálogo”.

Expuestos los cambios y sus motivos nos hacernos una pregunta: el gabinete ¿se renueva o se recicla? Yo no tengo dudas. ¿Ustedes?

 

 

 

Envianos tu comentario