Nacionales
Creen que la Fiscalía busca criminalizarlos

La familia Villalba pide formalmente refugio político a la Argentina: temen que Paraguay solicite su extradición

Miriam Villalba, madre de una de las nenas muertas en un cuestionado procedimiento contra el EPP.

La Gremial de Abogados y Abogadas de la Argentina solicitó este martes ante la a Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) de ese país el pedido de refugio para toda la familia Villalba. Sostienen que en vez de investigar a los responsables de la muerte de las niñas Maria del Carmen y Lilian, la Fiscalía tratará de extraditar a sus mamás y abuela para juzgarlas en Paraguay en un proceso falto de garantías.

La organización insta al gobierno argentino a resolver rápidamente el otorgamiento del refugio “de manera de neutralizar la persecución sobre la abuela, las mamás y los niños y niñas que el estado paraguayo pretende hacer utilizando sus fiscales criminales y corruptos”.

La gremial informó también que el cónsul argentino en Asunción tomó conocimiento del pedido que hizo a la Dirección de Asuntos Internacionales y Asistencia Jurídica Externa, dependiente de la Fiscalía General del Paraguay, para exhumar los cuerpos de las niñas para que un equipo forense argentino viaje a Asunción y realice nuevas autopsias y estudios que arrojen claridad tanto sobre el crimen como so

El encabezado del pedido de refugio dice:

DEMANDA REFUGIO 

Señora Secretaria Ejecutiva de CONARE:

OBJETO. Vengo a presentar solicitud de refugio político de acuerdo a las disposiciones de la Ley de Protección Integral al Refugiado N° 26.165.

Nosotras somos madres y familiares de las niñas LILIAN MARIANA VILLALBA Y MARÍA CARMEN VILLALBA, quienes fueron recientemente asesinadas por el grupo de la Fuerza de Tareas Conjuntas (FTC) del Ejército paraguayo, en ocasión de que ellas entraron en territorio de ese país con la intención de conocer a sus padres, quien hace años que están en una lucha clandestina y considerados como enemigos políticos del Gobierno y por ello intensamente buscados. Esos militares no sólo dispararon intencionalmente contra nuestras niñas, sino que en burda maniobra intentaron hacerlas pasar por guerrilleras –pese que eran criaturas que no podrían ni levantar un arma– siguiendo las técnicas de “falsos positivos” sin duda tomadas de sus asesores colombianos. Luego intentaron borrar las pruebas de su crimen sometiendo a sus cuerpecitos martirizados a un simulacro de autopsia y enterrándolos rápidamente.

Ahora, ante nuestros angustiosos reclamos, resulta que el Ministerio Público Fiscal del Paraguay, en lugar de investigar el infanticidio perpetrado por el Estado, dirige su dedo acusador contra nosotras intentarnos criminalizarnos con absurdos argumentos y hasta reclamar la extradición.

 

Lectores: 168

Envianos tu comentario