Nacionales
Mucha inversión, pocos resultados

FTC: ¿Adónde va la plata?

El nuevo destacamento CODI-FTC de Arroyito.
Imágenes que reflejan la precariedad en que viven los soldados.
Presupuesto.

La FTC está integrada por agentes de las FFAA, Policía Nacional y la SENAD. Fue creada hace 7 años para llevar adelante las operaciones de defensa interna y combatir al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en Concepción, San Pedro y Amambay. Los recursos para el grupo se despilfarran en camiones viejos, precarios destacamentos y soldados pocos eficaces.

La estabilidad nunca caracterizó a la FTC, ya que en 7 años cambió 8 comandantes. En el 2014 inició bajo la comandancia de Restitución González, luego siguieron Ramón Benítez, Raúl Eric Salinas, Martín Cáceres, José Alvarenga, Julio Gerardo Brugada, Héctor Grau y Óscar Chamorro.

De acuerdo al presupuesto histórico de la Fuerza de Tarea Conjunta y el Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) disponible en internet, donde se describen tres fuentes de financiamiento; la Policía Nacional gastó más de Gs. 108.000 millones, las FF.AA Gs. 364.000 millones, totalizando Gs. 522.000 millones durante 7 años.

A pesar de los recursos disponibles, por años los integrantes de la FTC vivieron en total precariedad, improvisando carpas como dormitorios, cocinas y baños. Los camiones son tan obsoletos que en una ocasión uno de ellos volcó, murió un militar y otros ocho resultaron gravemente heridos.

En los últimos meses se pudo observar un nuevo destacamento CODI-FTC con mínimas mejoras en las instalaciones. El centro de operaciones está ubicado en Arroyito-Concepción, pero llamativamente no existen los llamados a licitación ni el monto de la inversión que deberían estar disponible en el portal de Contrataciones Públicas. Si aparecen otros llamados, en los que se observa que sólo invirtieron Gs. 35.743 millones en equipamientos, alimentos y uniformes, es decir, sólo invirtieron 7,5% del presupuesto total en 7 años, el resto no fue ejecutado o fueron destinados a otras cosas. 

Lo más preocupante de los llamados publicados son los precios de los productos adquiridos. En dos ocasiones realizaron compras por excepción (sin concurso público) por un total de G. 15.000 millones, en las que adquirieron tres drones a G. 817.150.000 la unidad, mientras el dron más caro de esa misma marca en el mercado no supera los G. 306.000.000.

Otro punto muy llamativo es que en los dos llamados por excepción (sin concurso público) la FTC adjudicó a las empresas Maga-Service SRL y SIT SA, coincidentemente ambas empresas contaban con antecedentes de incumplimiento, estando inhabilitadas y amonestadas. 

En conclusión, los recursos no llegan a integrantes de la FTC, se puede notar una mala utilización del presupuesto, varias irregularidades sobrefacturación y casi escasa inversión en tecnología. Esto suma otra problemática a la poca eficacia de una tropa ya desmoralizada.

 

(Nota publicada por el portal Denuncias.com.py)

Lectores: 108

Envianos tu comentario