Economía y Empresas
Caja fiscal

A fin de mes, jubilaciones tendrán un aumento del 3,7 y 5,1 por ciento

Los jubilados del sector civil recibirán un incremento del 3,7 por ciento en sus haberes a fin de mes, reflejando la inflación del 2023.

En un escenario marcado por tensiones financieras, la Caja de Jubilaciones y Pensiones, gestionada por el Ministerio de Economía, se encuentra en la encrucijada de atender las demandas de jubilados de distintos sectores públicos. Dividida entre el ámbito civil, compuesto por empleados públicos, magistrados judiciales, maestros y docentes universitarios, y el ámbito no civil, conformado por militares y policías, la entidad enfrenta retos económicos significativos.

Al cierre del año pasado, la Caja registró un total de 62.849 jubilados provenientes de diversos sectores públicos, así como 11.492 herederos y pensionados. Estos últimos verán sus beneficios ajustados en base a la inflación de 2023 y el aumento del salario mínimo.

Los jubilados del sector civil recibirán un incremento del 3,7 por ciento en sus haberes a fin de mes, reflejando la inflación del pasado año. Por otro lado, los retirados del sector no civil experimentarán un aumento del 5,1 por ciento, vinculado al alza del salario mínimo implementada en julio del año anterior.

Para los uniformados en servicio activo, el incremento del 5,1 por ciento se distribuirá en dos cuotas (50 en enero y 50 por ciento en julio). En cambio, los retirados recibirán el 100 por ciento de la actualización a partir de este mes, según lo estipula la ley de Presupuesto General de la Nación (PGN) 2024.

Este ajuste anual ejerce una presión creciente sobre el Tesoro Público, ya que gran parte del déficit acumulado por la Caja de Jubilaciones se cubre con los impuestos aportados por los contribuyentes.

A lo largo de nueve años, la Caja Fiscal ha registrado déficit, y las propuestas de reforma para revertir esta tendencia no avanzan. Los proyectos languidecen en el Congreso, y el Poder Ejecutivo no ha impulsado medidas específicas para corregir esta situación.

El año pasado, el déficit de la Caja Fiscal cerró en más de 1.1 billón de guaraníes (155.8 millones de dólares), representando un 24 por ciento de diferencia entre los ingresos y los gastos. Esta cifra se eleva a aproximadamente 1.8 billones de guaraníes (253.3 millones de dólares) si se incluye el aporte del Tesoro Público en concepto de cargos vacantes, financiado también con impuestos.

En ocho años, excluyendo el 2023 aún en proceso de consolidación, datos del Ministerio de Economía indican que cerca de 900 millones de dólares de impuestos de la ciudadanía se destinaron para cubrir la brecha y cumplir con los compromisos jubilatorios del sector público.

Lectores: 234

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: