Economía y Empresas
Comité de Política Monetaria

BCP decidió mantener su tasa de política monetaria en 8,5 por ciento

Por su parte, las expectativas de inflación para cierre del año disminuyeron de 5 % a 4,5 % en el mes.

En su reunión de este viernes, el Comité de Política Monetaria (CPM) del Banco Central del Paraguay (BCP) decidió por mayoría, mantener la tasa de interés de política monetaria (TPM) en 8,5 % anual.

La política monetaria tiene por objetivo reducir la inflación a la meta del 4,0 % (tasa objetivo) y mantener el anclaje de las expectativas de inflación. Por ello, las autoridades del BCP se han comprometido a mantener un nivel de reservas sólido y a utilizar intervenciones cambiarias únicamente para hacer frente a condiciones de mercado desordenadas, es decir intervenir el mercado ante eventuales presiones cambiarias por parte de los agentes económicos.

En este contexto, el CPM decidió mantener la TPM en ese porcentaje mencionado, manifestando que seguirá monitoreando atentamente el entorno local e internacional y sus implicancias sobre las perspectivas de inflación, a fin de seguir tomando las medidas más oportunas para garantizar el anclaje de las expectativas y el cumplimiento de la meta del 4,0 % en el horizonte de política monetaria.

La próxima reunión del CPM se llevará a cabo el día 23 de agosto de 2023 y el comunicado respectivo será publicado a partir de las 15:00 del mismo día, según informaron.

Desde el BCP habían explicado que debido a su tempranera acción a través de su política monetaria, lograron que la tasa de 8,5% sea considerada como el nivel óptimo para garantizar la convergencia de la inflación al 4,0 %, evitando llegar a tasas como las de Brasil o Chile que empezaron a elevarse meses después.

Diversos escenarios

El Comité consideró varios aspectos para mantener la tasa de política monetaria: el entorno internacional respecto al crecimiento económico mundial para el 2023 que cerraría en 2,6 %. Tuvo en cuenta además, el costo de vida (inflación) de Estados Unidos y la Eurozona que continúan desacelerándose. Consideró igualmente, los precios internacionales de los commodities y el precio del dólar (soja, petróleo, trigo, maíz).

En el plano doméstico, el Indicador Mensual de Actividad Económica de Paraguay (IMAEP) registró una variación interanual de 7,0% en mayo, explicada principalmente por el desempeño favorable de la agricultura, la generación de energía eléctrica, los servicios, y la manufactura, los cuales fueron amortiguados por los resultados negativos en la ganadería y la construcción.

Igualmente, el Estimador de Cifra de Negocios (ECN) se incrementó 3,1% interanual en mayo, debido a la buena dinámica observada en la venta de equipamiento del hogar, vehículos, prendas de vestir y supermercados, mientras que, las ventas de materiales de construcción, los servicios de telefonía móvil, los productos químicos y farmacéuticos y la venta de combustibles atenuaron el resultado. Por su parte, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) ha permanecido en zona de optimismo en junio, ubicándose en 54,9.

Con relación a los precios domésticos, la inflación del mes de junio fue -0,3 %, resultado menor al observado en mayo (0,0 %).

Este comportamiento se debió, principalmente, a menores precios en algunos bienes alimenticios y los combustibles. No obstante, las subas registradas en algunos servicios y en los bienes durables de la canasta, amortiguaron el resultado. En términos interanuales, la inflación se situó en 4,2 %, por debajo de la tasa del 5,1 % de mayo y también inferior a la tasa del 11,5 % verificada en junio del año anterior. Sin embargo, aún persisten indicadores de tendencia de inflación que se mantiene en niveles superiores al centro del rango meta.

Por su parte, las expectativas de inflación para cierre del año disminuyeron de 5 % a 4,5 % en el mes.

Lectores: 190

Envianos tu comentario