Información General
Más revelaciones

Clientelismo, copamiento de cargos y persecución: un cuento de "ADAS" en la Facultad de Ciencias Sociales

Sixto Pereira, Ada Vera y el camarada Stalin en la Facso. (Dibujo:NOVA)
Maria Carmen Garcia.
Stella Garcia.

Por La Infiltrada

Infiltrada sigue contándo en NOVA los “tejes u manejes” del luguismo en la Facultad de Ciencias Sociales. Esta vez revela los “sueldazos” que perciben las “socias” del poder. Como sucede en el Senado, los militantes u dirigentes del Stalinismo Guasu creen que el “servicio público” es una oportunidad para enriquecerse.

“Mis amigas las hermanas García”

Suele utilizarse para expresar un criterio de oportunidad: … “es mejor que lo hagas vos o sino otro vendrá a hacerlo”; es decir mientras puedas tomá todo lo que está a tu alcance” y es muy probable que esto te permita construir un escenario de micropoder que sea suficiente para sostenerte… por el tiempo que se pueda. Es común constatar esto en organizaciones donde la institucionalidad es aplicada con un esquema patrimonialista y clientelar, que opera la gestión copando cargos, porque la mercantilización de la educación tiene elementos externos e internos institucionales, no es que solamente se crean universidades sin ton ni son, sino que la distribución de rubros docentes resulta el eslabón que consolida la mediocridad sistémica en la UNA. Véase el siguiente cuadro y entenderá de que hablo.

Además, Consejera de la FACSO, con horarios y reuniones que cumplir y una dieta que se les otorga, y por si fuera poco es funcionaria Técnica del Equipo - Departamento de Investigación y Gestión de Información Instituto Social del Mercosur (ISM), con una carga laboral de 8 hs diarias.

En este cuento de ADAs la ingenuidad está ausente, véase casos de las docentes Stella García y Carmen García (capés de Ada Vera) tal como se visualiza en los cuadros, ¡en sus momentos libres Stella es Directora del Dirección de Trabajo Social UNA! y María del Carmen Docente Investigador FACSO -UNA!Alguien podría decir: amor a la profesión como una vocación que forma parte de su más íntimo y genuino interés en enseñar…pero si ponemos en el análisis que cada asignatura tiene una remuneración, la cosa cambia, es como el carpintero (generalmente) que toma todos los trabajos que se le solicita sabiendo de antemano que no cumplirá con los plazos y mucho menos con la calidad. Pero en la lógica del copamiento el tiempo es una variable que se interviene; se aplica nomas una combinación de funciones y cargos que rompe con principios aritméticos: y entonces 2 horas son en verdad 4 horas, por eso en la FACSO la clonación de algunos docentes se realiza con suma habitualidad … les decía la ingenuidad está ausente.

Este cuento de ADAs se desarrolla en un palacio moderno, que, como los palacios de antes, tiene sus pasadizos secretos, solo algunos lo utilizan, pero a diferencia de antes los pasadizos no están detrás de un cuadro gigante o un armario que, pulsando una palanquita bien escondida, se desliza hacia un lado e ingresas a un pasillo que te permite ganar mucho tiempo y salir en un lugar que a otros llevaría varias horas hacerlo. Es decir, quien puede utilizar el pasillo tiene al menos el triple de oportunidades de llegar antes que otro al mismo destino. Por supuesto que hoy día estos pasadizos ya no se diseñan en las construcciones nuevas, pero no por eso han dejado de existir, simplemente han tomado otras formas. En el cuento de ADAs se opera mediante RESOLUCIONES y para usar los pasadizos secretos debes ser capé de la jefa, pertenecer a la corte del señor feudal y zas la puerta se abrirá y el resto esperará. Algunos argumentan: esto se da en la UNA, y eso es así, porque la infección ha tomado el cuerpo y la enfermedad esta bastante avanzada. Aunque la terapía está en ciernes.

Entonces este copamiento del cuento de ADAs, permite que la Prof. Stella García tenga 8 cátedras, más otra cátedra de Abordaje Profesional y además es directora de la Dirección de Trabajo Social sumando en total 57 hs semanales (por semestre). En tanto, la Prof. Carmen García tiene 4 cátedras, mas otra de Abordaje Profesional y además es Docente Investigador sumando en total 43 hs semanales (solo FACSO) (por semestre), y si esto fuera poco es consejera de la FACSO y Técnica de ISM con horas laborales que cumplir. Es probable que si se tratara de hacer clavos en una fábrica metalúrgica no habría mayor inconveniente porque las máquinas suplirían algunos procesos de construcción del clavo, además si se dañan algunos lotes de la producción, vuelven a entrar en el ciclo de producción y la merma no se nota. Pero ¿es posible hacer esto cuando trabajamos en espacios de construcción del conocimiento y especialmente en el ámbito de las Ciencias Sociales en tiempos de grandes transformaciones y debates? Y la respuesta es SI SE PUEDE Y AHORA MISMO LO ESTÁN HACIENDO, pero a costa de la mediocridad y la humillación de las esperanzas y oportunidades de estudiantes. Si los clavos no vuelven a entrar al ciclo de producción y van al mercado dañados, quien construye algo con ellos tienen altos riesgos sobre la calidad de lo construido. Es lo mismo que ocurre con los estudiantes en la FACSO. Stella García y Carmen García copan cátedras claves en el proceso de enseñanza aprendizaje y su impacto en la calidad de la construcción del conocimiento de los estudiantes en el mejor de los casos es ineficiente e insuficiente. ESTO ES CORRUPCIÓN DESDE CUALQUIER PUNTO DE VISTA.

Engullir todo lo que se pueda, mientras se pueda y hasta donde se pueda es el mecanismo aplicado. La pluralidad y la diversidad son para los textos académicos y los bla bla en aula, la praxis pea otra cosa amigo o amiga. ¿Cuál será la didáctica aplicada por Stella García y Carmen García en aula? ¿ellas lo hacen, o son los auxiliares o ayudantes?, ¿quién les supervisa? ¿Tienen control y si los tiene quiénes aplican sanciones al incumplimiento? ¿Qué tiempo le dedica a lo estratégico institucional para consolidar la FACSO? ¿Al menos sabrá lo que implica un plan estratégico institucional y la forma de operarlo? ¿Qué pensará cuando ve a los estudiantes que pasaron por sus aulas, egresar de la FACSO?, quizás sonrían levemente en la oscuridad del cinismo y los estudiantes sigan entusiasmados, ingenuos y mediocres.

Lectores: 666

Envianos tu comentario