Opinión
Panorama político nacional

El 73% de los paraguayos votó contra "el cambio" que propuso la Concertación

La Concertación tuvo el apoyo de medios y periodistas.

Por José Maria Quevedo

Con la “lógica” que analizan los concertacionistas los resultados de las últimas elecciones, el fracaso de ese espacio es aún más grande. Dicen hoy los “genios” que trabajaron denodadamente para que Efraín Alegre (esta vez con Soledad Núñez como copilota) se volviera a estrellar: “Los que queremos el cambio somos mayoría”. Para decir esto se basan en el hecho que la ANR obtuvo el 42% de los votos, lo que en su precaria interpretación (no esperaba más) le da “al cambio” un 58%.

Con este mismo parámetro podemos deducir que si la Concertación tuvo apenas un 27% de apoyo (como esta columna se anticipó sucedería) el 73% de los paraguayos votó contra su propuesta de cambio.

Pero hay otro detalle que surge del “análisis del análisis”; en caso de que Paraguay tuviese un sistema electoral con segunda vuelta, los números de Alegre no hubiesen servido para forzar el balotaje ya que Santiago Peña le sacó una diferencia de más de 10 puntos. (Recordemos que un presidente es electo en primera vuelta si saca más del 50% o si se impone por un porcentaje mayor al 10%.)

También en este espacio advertimos que en una primera vuelta el elector opta por ll candidato “que le gusta” y muy difícilmente lo haga “contra” uno que no le gusta. La campaña “anti Cartes” “Anti ANR”· (curiosamente no anti-Peña, que era el candidato) podría haber tenido relativo éxito en caso de haber existido balotaje, aunque es bastante dudosos teniendo en cuenta la invulnerabilidad de el presidente electo a estos ataques.

"Unidos ganábamos"

Otro de los argumentos al que apelan los “maestros del autoengaño” pasa por la idea de que si Payo descabalgaba a favor de Efraín, ganaban. Los estudios que se hicieron previo a las elecciones para saber si el candidato de Cruzada Nacional podía transferirle votos al presidenciable liberal demuestran que esta teoría es falsa y que era poco probable que una “unidad total” cambiara el resultado de los comicios.

Los "anti"

Por último (y lo más preocupante) es que los grandes derrotados insisten en su error. Desesperanza Martínez dijo la última semana que trabajará para conformar una bancada “anti-cartista”. En esa misma línea se pronunciaron otros referentes del luguismo.

Asumirse como “los anti” los predispone a rechazar cualquier tipo de propuestas oficial sea esta positiva o negativa para la sociedad, lo que no solo le resta credibilidad a sus posicionamientos sino que cohesiona y fortalece al Partido Colorado.

Lectores: 344

Envianos tu comentario