Nacionales
Trabajo mancomunado

El Gobierno realizó nuevos acuerdos y relaciones diplomáticas al margen de la Asamblea de la ONU

El ministro de Relaciones Exteriores, Julio César Arriola Ramírez, se reunió con su par de República Dominicana, Roberto Álvarez, al margen del Septuagésimo Séptimo Periodo de Sesiones.

El ministro de Relaciones Exteriores, Julio César Arriola Ramírez, se reunió con su par de República Dominicana, Roberto Álvarez, al margen del Septuagésimo Séptimo Periodo de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se inicia en la fecha en Nueva York.

En la ocasión, los ministros suscribieron dos acuerdos bilaterales, el primero, un tratado sobre traslado de personas condenadas, que busca fortalecer los vínculos de cooperación en asuntos judiciales.

Se trata de un acuerdo que brinda la posibilidad a paraguayos y dominicanos de cumplir sus condenas en sus respectivos países en busca de su reinserción social.

El segundo documento firmado trata sobre el ejercicio de actividades remuneradas para familiares dependientes del personal diplomático, consultar, técnico y administrativo, y de organismos internacionales, que está sustentado en las disposiciones de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares.

Por otro lado, en la víspera, en la misma ciudad americana, Nueva York, Paraguay y la República Democrática de Timor Oriental, procedieron al establecimiento formal de relaciones diplomáticas.

En la oportunidad, se realizó la suscripción de un comunicado conjunto en los idiomas español, inglés y portugués, firmado por los respectivos ministros de Relaciones Exteriores, Julio César Arriola Ramírez, y Adalgisa Albertina Xavier Reis Magno.

El Paraguay, de conformidad con sus objetivos de política exterior, busca consolidar los lazos con países de diferentes regiones del mundo, con el propósito de fomentar el entendimiento mutuo, la amistad y la cooperación en áreas de interés mutuo.

La República Democrática de Timor Oriental está ubicada al sur del continente asiático. El país fue una colonia portuguesa fundada en el siglo XVI. La ONU desempeñó un papel esencial en el apoyo a su proceso democrático y desarrollo sostenible.

La administración de transición de las Naciones Unidas en Timor Oriental se desplegó entre 1992 y 2002, para administrar el territorio, ejercer la autoridad legislativa y ejecutiva durante la transición, y apoyar la creación de capacidades para el autogobierno.

Tras esta administración, el 20 de mayo de 2002, Timor Oriental celebró su independencia. El país se convirtió en miembro de las Naciones Unidas y de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa.

Lectores: 143

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: