NOVA Show
Exclusivo de NOVA

Mariela Godoy, desde Argentina: "Mi tiempo mejor invertido es crear momentos nuevos"

Tiene 30 años, vive en Buenos Aires, Caballito, y desde su adolescencia comenzó a incursionar en el mundo del modelaje. (Foto: Diego Lena)
“Empecé el curso de modelaje cuando era adolescente, en la agencia de Paola Hermann en Paraguay”, empezó contando nuestra entrevistada. (Foto: Diego Lena)
“Al poco tiempo lo tuve que dejar porque me mudé de país y empecé a enfocarme en mi carrera como abogada". (Foto: Diego Lena)
“Me considero una mujer multifacética, amo aprender de todo, enriquecer mis conocimientos”, reveló Mariela". (Foto: Diego Lena)
“Quiero hacer todo lo que me dicte el corazón", afirmó. (Foto: Diego Lena)
"Mi tiempo mejor invertido es crear momentos nuevos. Soy muy apasionada y quiero vivir intensamente”, dijo. (Foto: Diego Lena)
"Siempre fui muy coqueta, amo la moda, el maquillaje y todo lo que realce mi belleza". (Foto: Diego Lena)
Para Mariela, el contraste entre su faceta de abogada y de modelo es una de las experiencias que más le atrae de la profesión. (Foto: Diego Lena)
"Sueño con seguir cumpliendo metas, con seguir sintiendo emoción con todo lo que haga”, reflexionó. (Foto: Diego Lena)

Mariela Godoy tiene 30 años y es de Paraguay, pero vive actualmente en Argentina, más concretamente en Buenos Aires, Caballito. Desde NOVA tuvimos el placer de dialogar con ella en una entrevista que nos dejó entrever en sus inicios al mundo del modelaje, sus proyectos y sus pasiones.

“Empecé el curso de modelaje cuando era adolescente, en la agencia de Paola Hermann en Paraguay”, empezó contando nuestra entrevistada. “Al poco tiempo lo tuve que dejar porque me mudé de país y empecé a enfocarme en mi carrera como abogada. Si bien amo mi profesión no me encasillo solamente en una cosa”, explicó.

“Me considero una mujer multifacética, amo aprender de todo, enriquecer mis conocimientos”, reveló Mariela, y profundizó: “Quiero hacer todo lo que me dicte el corazón. Hice varios cursos que si te contara nada tiene que ver una cosa con la otra, desde nutrición deportiva hasta maquilladora profesional. Simplemente amo aprender y vivir a pleno. Mi tiempo mejor invertido es crear momentos nuevos. Soy muy apasionada y quiero vivir intensamente”.

Esta característica suya fue uno de los factores que llevó a Mariela a terminar de insertarse en el mundo de las pasarelas y los flashes: “El hecho de haber dejado el modelaje sin vivir la experiencia de trabajar de eso me generó una especie de nostalgia, como una asignatura pendiente”, recuerda, y continúa explicando: “Así que decidí retomar el camino de la moda y las pasarelas. Casualmente me aparece la publicidad sobre Expo desfiles y no dudé en contactarme. Fui a los ensayos y conocí a Maribel Antaurco, una productora y diseñadora muy copada. Simplemente se me acercó y luego empezamos a trabajar juntas. Tuve la suerte de participar en sus desfiles. Ella es alguien que admiro mucho”, sostuvo.

Para Mariela, el contraste entre su faceta de abogada y de modelo es una de las experiencias que más le atrae de la profesión: “Siempre fui muy coqueta, amo la moda, el maquillaje y todo lo que realce mi belleza. Pero como abogada debemos guardar el máximo celo en nuestro atuendo y apariencia. ¡Cosa que en el mundo del modelaje es todo lo contrario! Y es precisamente eso lo que me encanta, ser plenamente yo”, remarcó.

Hablando sobre su trayectoria en el medio artístico, nuestra entrevistada nos dejó un panorama sobre amplio: “Como todo ser humano tuve momentos difíciles, pérdidas y ganancias. Pero todo me deja una enseñanza, aprendí la importancia de perdonar, de perdonarme por ser tan auto exigente. A disfrutar de esos días en los que parecen no ser productivos por sólo quedarme en casa encerrada, maternar es un trabajo duro y a la vez el más satisfactorio que en lo personal me pudo pasar. Descubrí un lado mío que me llena de orgullo. Me acerqué más a mi lado espiritual. Estoy en constante deconstrucción. Sueño con seguir cumpliendo metas, con seguir sintiendo emoción con todo lo que haga”, reflexionó. Por otro lado, contó que en la actualidad se siente satisfecha con lo que está haciendo: “Es lo que imagine y me divierto mucho”.

Por último cerró la entrevista con un agradecimiento para el fotógrafo Diego Lena: “Me sentí muy cómoda posando, es muy profesional y tan agradable que el tiempo nos pasó volando, ¡además nos salieron unas fotazas hermosas! Sin duda el mejor”, concluyó.

Lectores: 247

Envianos tu comentario