Opinión
Panorama Político Semanal

Mónica Seifart; la candidata y sus "activos tóxicos"

Mónica Seifart.

Por José Maria Quevedo

El mandato de Sandra Quiñónez termina en marzo de 2023, pero el lobby en el Congreso para elegir a su reemplazante empieza este lunes. Según fuentes cercanas al presidente, Abdo “no quiere quedarse sin nada” y aspira a que los tres integrantes de la terna final sean personas de su confianza y que gane “el que sea más guapo en el Senado”.

La gran candidata es su ex-asesora jurídica, Mónica Seifart. Los activos con los que contaba la recientemente renunciada representante del Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura para alcanzar el cargo, se volvieron tóxicos el viernes 12 de Agosto cuando nuestro “gayfriend”, Marc Otsfield informó que los EEUU designaban a Hugo Velázquez como “significativamente corrupto”. El vicepresidente (y entonces pre candidato a la Presidencia) era su principal promotor dentro del Ejecutivo, algo que le daba una “significativa ventaja” sobre el resto de los aspirantes. La designación sacudió el escenario político colorado y afectó de manera directa a la candidata de la gestión saliente.

Pero HV no es el único activo “tóxico” de la ex-asesora; Santiago Martínez Vierci, su marido, tampoco le suma. Además de mantener estrechos vínculos con “el monje negro” del poder, Víctor Galeano Perrone, es socio del “designado” en la empresa Tiziano SA.

De todas maneras, Abdo la autorizó a iniciar rondas de consultas con los senadores más influyentes de las diferentes bancadas para saber si tiene o no los votos necesarios para ser “la elegida”. Debemos decir que no son pocos ni menores los parlamentarios que le expresaron a NOVA su predispo0sición a escuchar a la candidata o sus "enviados".

Si la correligionaria Seifart no logra el apoyo suficiente y desde el norte ponen cara fea, Marito tiene otras dos cartas; René Fernández y Cecilia Pérez.

El ministro Anticorrupción mantiene una excelente relación con los periodistas más renombrados del grupo mediático de las tres letras, lo que le garantizaría cierto favoritismo público mientras que la exministra de Justicia es, sin dudas, la funcionaria con mejor imagen de un gobierno con altos niveles de reprobación.

Su carácter y la personalidad de CP no se discuten y su prudencia política podría darle los votos que necesita para ser la NFE (Nueva Fiscal del Estado).

El proceso está en marcha.

Lectores: 536

Envianos tu comentario