Opinión
Panorama político nacional

Presidencia cuesta arriba: la Concertación y su anti-marketing político

Efraín y Soledad. (Dibujo: NOVA).

Por José Maria Quevedo

“Si realmente querés conocer a alguien, dale poder”

La Concertación tiene problemas. Y graves. Efraín y Soledad obtuvieron un triunfo arrasador e incuestionable en las internas del espacio. En los números fríos, la legitimidad del candidato liberal es incontrastable. Pero si se analizan más allá de la superficialidad con la que su equipo lo hace, debería preocuparles.

Alegre es coherente en algo; prioriza su éxito inmediato sin pensar en el después. Lo hizo siempre. Improvisación y cortoplazo. Confrontación y egoísmo. Indisciplina y confianza en asesores que saben poco y nada (más poco que nada) de estrategia y planificación.

No conozco a su principal consejero, el español Antonio Sola, que seguramente es muy bueno pero se guía por los análisis sesgados de los cercanos al candidato para asesorarlo.

El cementerio de las teorías, un mito alimentado por incapaces

Ninguna teoría puede resultar o comprobarse si se aplica mal. Y eso es lo que sucede en este hermoso país; Paraguay es el cementerio de las teorías porque los encargados de aplicarlas las matan sin mayor análisis.

Conté en este mismo espacio cuando en una reunión improvisada en 2015 plantee que Mario Abdo podía ganar la Presidencia del Paraguay en 2018 y un experto en energía y elecciones se rió socarronamente para luego decirme que un stronista jamás sería presidente del país.

Mario Abdo ganó la elección. Y ese “prestigioso analista” sigue siendo un referente.

El anti-marketing

La utilización del padrón nacional fue uno de los grandes objetivos del espacio opositor y sus líderes. La escasa participación (apenas el 12%) representa un fracaso absoluto e indiscutible que se debe analizar sin sesgo.

Aunque Efrain Alegre apoyó esta iniciativa hizo todo para limitar la participación de los no liberales pensando más en asegurarse el triunfo en la interna que en darle músculo al espacio del que depende su victoria en la general.

En vez de promover el debate y generar eventos comunicativos que le permitieran a la Concertación ocupar la centralidad política que hubiese servido para motivar a los no afiliados, optó por menospreciar a sus adversarios y potenciales aliados en un arrebato de cortoplacismo que expuso aspectos de su personalidad que conspiran contra su posibilidades.

En su primera entrevista post 18D le dijo a EVP que teníamos que analizar los resultados de la interna como él y el 1/1/23 se comparó con Lula. Dos errores discursivos que un candidato a la Presidencia no puede cometer.

“Efraín es su propio asesor” me dijo una vez un colega que trabajó muchos años con él.

La comunicación en general y la de una campaña en particular, es el área más importante en estos tiempos de consumo inmediato de contenidos. La elaboración, el control y la evaluación permanente del mensaje que el candidato y las personas que trabajan con él comparten es decisiva. Las plataformas son solo la herramienta y el formato. Sin planificación ni estrategia, no hay nada.

Es habitual que personajes sin competencias en estas áreas super complejas opinen y traten de definir lineas de acción. Y lo peor es que los candidatos suelen hacerles caso.

Patria o mafia

Las denuncias de corrupción impactan en el electorado solo cuando son inéditas.

La ilegalidad es uno de los pocos sectores sectores que genera empleo en un país donde el mayor reclamo pasa por la falta de trabajo

No es mejor “unidos somos más” una idea que Blas Garay descartó hace más de un Siglo.

“No consistió nunca la diferencia que había entre ellos en otra cosa que en la posesión efectiva del poder:..el credo político de los republicanos [colorados] fue y es hasta ahora conservarse en el gobierno; el de los liberales y cívicos, suplantar en el gobierno a los republicanos” (Blas Garay, “Nuevas ideas en nuestra política”, folleto, 1899). 120 años después podemos decir lo mismo.

Si leyeran un poquito, la conocerían, pero la mayoría no lee ni estudia porque “ya sabe todo” y lo que no sabe “no sirve” porque en Paraguay las teorias “no aplican”.

Si Efráin quiere ganar deberá rodearse de profesionales y políticos con olfato e inteligencia política. Uno de esos puede ser el senador Pakova Ledesma, el concertacionsita con la mejor lectura del escenario electoral que se avecina:

“Hay grandes posibilidades para que haya la alternancia…Necesitamos mejores condiciones de vida, para eso el paraguayo de bien debe poner de su parte el 30 de abril”.

“La gente tiene que decir que ya basta de sufrimiento, no se respetan mis derechos y basta de vivir sufridamente, decido por el cambio y voy por la alternancia, para mí ahí está el secreto”.

“La decisión tiene que venir de la gente, se tienen que dejar ya de ese mal vicio que se instaló en el Gobierno e instituciones, porque la gente espera un G. 100 mil en época electoral, eso es lo que destruye nuestra política”.

Los mentirosos

Un tal Pérez Talia se ha vuelto fuente de consulta permanente para los medios. En una de sus observaciones dijo: “Soledad Núñez agrega mucho valor al liderazgo incontestable de Efraín Alegre. Esa fórmula que conjuga lo tradicional más lo novedoso, sumado a los liderazgos de Kattya González, Miguel Prieto, Sebastián Villarejo y gran parte del Frente Guasu que optó por seguir en la Concertación, es esperable que conformen un frente muy competitivo”.

Este señor no solo no sabe nada, sino que es un estafador.

Pero como dice lo que Efraín y su equipo de holgazanes intelectuales quieren escuchar, es bienvenido.

Lectores: 660

Envianos tu comentario