Nacionales
Sin dos, no hay tres

Luego de que un proyecto suyo haya sido mutilado en el Senado, Peña promulga la ley de conflicto de intereses

El presidente, Santiago Peña.

La ley de conflicto de intereses ya fue promulgada por el presidente Santiago Peña y solo debe ser publicada para su entrada en vigencia. Pese a los pedidos, el presidente se negó a vetar el proyecto que fue mutilado en el Senado para ser ajustado al Partido Colorado, principalmente al sector cartista.

Las principales críticas a esta versión de la ley son que se elimina la figura de puerta giratoria, que fue lo más frecuente desde que asumió el gobierno de Peña, sobre todo con sus ministros, exgerentes de las empresas ligadas a Horacio Cartes. También se suprimen las sanciones por incumplir con la normativa y se anula la obligación de declarar familiares en la función pública. Es decir, la norma queda desnaturalizada.

El veto a la ley era imposible, porque confrontaría al presidente con todo el sector que lo sostiene, no solo el pilar político, sino al grupo que negocia con el Estado, muchos miembros de su mismo gabinete. De hecho, el proyecto original fue impulsado por Mario Abdo y promulgado durante su gobierno, durante el cual se pasó denunciando que Cartes usó información privilegiada del Estado para acrecentar su fortuna con la creación de nuevas empresas como una cementera y una red de estaciones de servicio.

El abogado Manuel Riera indicó que cualquiera de las dos decisiones tendrá un costo político para Peña. Del mismo modo, la promulgación lo aleja del contralor Camilo Benítez, quien está disconforme con las modificaciones. Debido a los cambios, la Contraloría otorgó una nueva prórroga hasta el 30 de abril para presentar las declaraciones juradas de intereses.

Lectores: 233

Envianos tu comentario