Información General
El “stalinismo académico” del Frente Guasu

"En La FACSO existe un discurso de democracia y participación, pero en la práctica todo es autoritarismo y maltrato"

Fernando Lugo, líder del Frente Guasu y Sixto Pereira, acusado de ejercer un control dictatorial en la FACSO a través de su esposa.

Entrevista de José Maria Quevedo

NOVA conversó con una profesora de la FACSO que acusó al Frente Guasu de ejercer un control “dictatorial” en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNA. Señaló a al encargada de despacho y esposa del senador Sixto Pereira, Ada Vera, como la ejecutora de las políticas de persecución, violencia laboral y silenciamiento diseñadas desde cúpula del partido liderado por Fernando Lugo y denunció un reparto discrecional de los recursos de la facultad entre los allegados a la cuestionada funcionaria.

"Existe un discurso de democracia, participación; sin embargo, en la práctica concreta las acciones muestran otra cosa. El autoritarismo, el maltrato institucional, la violencia simbólica hacen parte diaria de este entramado de poder. Existe miedo, desconfianza, persecución lo que no diferencia de ninguna manera a otras unidades académicas existentes" expresó a nuestra agencia la entrevistada que pidio reservar su nombre por temor a represalias.

-¿Me resume la situación que se vive en Ciencias Sociales de la UNA?

Desde la constitución de la Facultad de Ciencias Sociales en la UNA, en octubre del 2018, con la carrera de Sociología y de Trabajo Social existen problemas de orden laboral.

Bajo tutela del Consejo Superior Universitario se organizaron “mecanismos legales” para despedir a trabajadoras de la carrera de Trabajo Social, con los concursos donde no estaban dadas las garantías de objetividad y transparencia. Todas las irregularidades fueron denunciadas en las instancias correspondientes, sin que eso pueda revertirse. Quedaron fuera 11 trabajadoras, socias del sindicato, con años de trayectoria y experiencia, y “ganaron” otras vinculados llamativamente al entorno de la Encargada de Despacho y directivos más cercanos.

Las docentes despedidas (quienes ingresaron por concurso anterior), tuvieron una activa participación en la lucha por la nivelación salarial de la UNA; sus rubros y categorías presupuestarias fueron niveladas e igual fueron despedidas.

Concursos de cátedra. Se establecieron normativas para el ingreso a la carrera docente (Encargadurías de Cátedra), donde para cada semestre/año se modificaron artículos para favorecer a uno u otro candidato.

Apropiación de recursos salariales. Un grupo de directores y docentes ligados a la Encargada de Despacho, muestra el manejo discrecional de los recursos del presupuesto, con cargos y cátedras donde es poco probable el cumplimiento real de la carga horaria.

Consejo Directivo de la FACSO. Actualmente se conformó un Consejo Directivo sin que docentes con la antigüedad para el cargo (3 años de escalafonamiento) reúnan los requisitos para ello, violando de esta esta forma el Estatuto de la UNA.

Manejo clientelar y prebendario mediante el nombramiento de funcionarios bajo “cargos de confianza”, acciones que no tienen nada que envidiar a otras instituciones del Estado

-¿Qué tiene que ver con esta situación Ada Vera, esposa de Sixto Pereira y encargada de despacho?

La actual Encargada de Despacho es esposa del senador Sixto Pereira. Ejerce ese cargo desde que la FACSO se crea.

Se puede entender las ansias de poder ya que en las candidaturas para el Consejo Directivo, se postula como candidata titular, mostrando de esta forma su falta de escrúpulos.

-¿Cuántos sumariados hay hoy y por qué motivos?

En el mes de marzo/2021, se aprueba el Reglamento Disciplinario Único de la Universidad Nacional de Asunción (Resolución CSU N° 149-00-2021); Esta normativa viola el debido proceso. Ante la presunción de una falta se inicia un proceso de investigación preliminar donde las personas afectadas no tienen conocimiento del mismo. Al momento de decidir la apertura de sumario recién se comunica al afectado. De esta forma, en la UNA y en FACSO se instaló la forma más ruin de delación y de persecución de la divergencia.

Recientemente, el caso de una funcionaria de 20 años de servicio de la Dirección de Extensión Universitaria fue doblemente amonestada (en forma verbal y luego escrita con inscripción a su legajo) por participar en una reunión de egresados de la carrera de Trabajo Social en plena campaña electoral utilizando su cuenta institucional. La funcionaria es egresada de la carrera de Trabajo Social y funcionaria administrativa; en ambos casos interesada en la institucionalización de la FACSO. Esta participación en tiempos donde la virtualidad es la forma de comunicarse no debería ser motivo para semejante sanción, solo muestra la intención de las autoridades de la FACSO por disciplinar trabajadores.

Actualmente, 2 casos fueron remitidos al Consejo Superior Universitario (03 de agosto/2021) y 14 de setiembre/2021). Las personas involucradas en el proceso no tuvieron conocimiento de la existencia de un expediente armado para la apertura de un sumario, el conocimiento de las afectadas se dio casualmente. La FACSO es atentatoria contra los derechos individuales de sus funcionarios, amparadas por la normativa.

-¿Con qué objetivo se formó el sindicato?¿Tuvo que ver alguna situación puntual en su creación?

En Julio del 2019 se funda el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la FACSO (SITRAFACSO), con docentes y funcionarios administrativos, cuyo objetivo principal desde su creación fue la defensa de los derechos de trabajadores y trabajadoras de la FACSO, independientemente de la función que cumple.

Desde su creación el Sindicato ha enfrentado distintos casos: despido laboral, sanciones a trabajadora, actualmente casos de probables sumarios, todos hacia socias y socios del Sindicato, ningún otro caso.

-¿Le sorprende que personas que hablan de “defender a los trabajadores” una vez en el poder “persigan” trabajadores?

Las autoridades de la FACSO, en este momento buscan consolidar su poder con el Consejo Directivo. No existe una sola ciencia social, ni mucho menos una sola perspectiva dentro de las ciencias sociales. La FACSO persigue a todas las personas que no tienen un pensamiento cercano a los planteamientos de sus autoridades.

-¿Por qué cree que se da esta situación?

Existe un discurso de democracia, participación; sin embargo, en la práctica concreta las acciones muestran otra cosa. El autoritarismo, el maltrato institucional, la violencia simbólica hacen parte diaria de este entramado de poder. Existe miedo, desconfianza, persecución lo que no diferencia de ninguna manera a otras unidades académicas existentes.

Lectores: 801

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: