Nacionales
Críticas por la situación económica

La Iglesia contra la gestión de Peña: "Hay más de 400 mil paraguayos que a la hora de comer se quedan bajo la mesa"

El presidente Santiago Peña.

El cardenal Adalberto Martínez lamentó que la dirigencia política no pudiera solucionar el hambre en Paraguay. El religioso aprovechó el tercer día del novenario a la Virgen de Caacupé para continuar con las críticas de la Iglesia al gobierno de Santiago Peña, y en la homilía de este jueves se refirió al hambre.

"Hay más de 400 mil paraguayos que a la hora de comer se quedan bajo la mesa", lanzó el cardenal, quien también se refirió a la situación de las cárceles y pidió avanzar con la postergada reforma agraria.

Con los datos oficiales en la mano, el representante de la Iglesia católica subrayó que uno de cada cuatro paraguayos es pobre y que entre 2016 y 2018 se acumularon malversaciones en el área de la Salud que llegan a los 2,5 millones de dólares.

Raúl Latorre fue el encargado de responderle a Martínez desde las filas oficialistas. "No se puede tener paz hasta que todos los paraguayos tengan una correcta alimentación", aseguró el titular de la Cámara de Diputados, tras sostener que las brechas sociales son históricas en Paraguay.

El diputado cartista reconoció que la población paraguaya es minúscula en relación con la capacidad de producción de alimentos que posee, aunque el camino para salir de esta situación es la generación de empleo, algo repetido por Peña desde su campaña electoral.

"Existen algunas estrategias que deben ser adoptadas. Por un lado, fortalecer nuestras capacidades de generación de empleo. Hay una apuesta grande que se está haciendo con el presidente Peña sobre la inversión extranjera. Nuestro país tiene muchas condiciones para seguir atrayendo inversión o capital extranjero", aseguró Latorre.

En todo su periodo, Peña pretende generar medio millón de puestos de trabajo, con el énfasis puesto en la inversión extranjera. A esa idea, Latorre le sumó la baja presión tributaria, la disponibilidad de energía y el bono demográfico como las "claves" para sacar de la pobreza a la gente.

Martínez, hombre no tan cercano al cartismo como su antecesor Edmundo Valenzuela, es arzobispo de Asunción y el primer cardenal paraguayo de la historia, cargo que le fue designado por el papa Francisco.

No es la primera vez que tiene una postura crítica a un gobierno colorado. El año pasado también tomó una participación activa en la gran marcha hecha por campesinos e indígenas y este año fue hasta el penal de Tacumbú para intentar frenar el amotinamiento generado por las declaraciones del ministro Ángel Barchini sobre un presunto asesinato consumado por el clan Rotela.

El presbítero Denis Antúnez de la Diócesis del Alto Chaco apuntó el lunes al gobierno por la imposición de Alicia Pucheta en el Consejo de la Magistratura, mientras que Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé, se enfocó en la corrupción de las autoridades. La embestida de la Iglesia contra el Ejecutivo se da la misma semana en que Peña fue recibido por Francisco en el Vaticano.

Lectores: 225

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: