Nacionales
Revelador testimonio

El final de la ACA no fue como nos contaron: "Se mataron entre ellos y a traición"

Albino y Alfredo Jara Larrea, líderes muertos de la primera ACA.

Por José Maria Quevedo

Lo llamaremos “Jaime” para proteger su identidad. NOVA habló con él hace un tiempo y espero chequear la información para publicar este artículo. “Jaime” era persona de confianza de Albino Jara Larrea, a tal punto que su vínculo con el líder de la ACA casi termina con su vida. Según le manifestó a esta agencia, la misma persona que “entregó” a Albino y Liz Moraes a los militares, trató de asesinarle. Se salvó de puro milagro.

Antecedentes

La Asociación Campesina Armada ACA empezó a operar en el norte en el año 2014 liderada por los hermanos Albino y Alfredo Jara Larrea, Los organismos de seguridad la presentaron como un "despredimiento" del EPP.

Según la información compartida por fuentes oficiales, los hermanos habrían sido expulsados de la organización por “falta de disciplina”. Aunque NOVA nunca pudo confirmar estos datos, las diferencias entre uno y otro grupo eran el aspecto disciplinario son notorias.

En enero de 2015, el entonces comandante de la FTC, general Ramón Benitez, dijo que Albino Jara Larrea se había comunicado con él para expresarle que no se entregaría y advertirle sobre un inminente ataque, algo impensado en el caso de los líderes del EPP.

Benítez se atribuye el mérito de haber terminado con la ACA a partir de tres grandes golpes; el primero en el Núcleo 4 de Arroyito, en setiembre de 2014, donde cayeron Hugo Daniel Martínez Lugo, Eduardo Florenciano Vega, Andrés Fernández López (de apenas 15 años) y Marcos Ojeda Jiménez.

NOVA estuvo en el lugar del enfrentamiento y conversó con una testigo de la muerte de este último. La mujer dijo que Ojeda Jiménez se arrastraba mal herido hacia su casa cuando fue rematado por el disparo de un militar.

El segundo se produjo en Cuero Fresco, el 7 de enero de 2015, cuando lograron “abatir” a Albino Jara Larrea y Liz Moraes.

El 5 de febrero de 2015 fue encontrado el cuerpo sin vida de Alicio Florenciano Vega, según la información oficial un desertor de la Agrupación Campesina Armada (ACA).

El grupo tuvo su final cuatro meses después en Yby Yaú. Según las fuerzas de seguridad, el 17 de noviembre cayeron durante un “enfrentamiento” en las cercanías de la colonia Ñepytyvô, Alfredo Jara Larrea, Mariano López Velázquez, Antonio Ovelar González y Gustavo Aquino Rodas, alias Mbopi.

¿Qué pasó realmente?

Según el testimonio de “Jaime” “ningún miembro de la ACA murió en enfrentamiento, casi todos murieron a manos de sus camaradas, a traición”.

“Cuatro murieron en enfrentamiento el 19 de setiembre de 2014 y después todos traicionados por sus compañeros o algunos logísticos”.

“Los de la FTC solo van para alzar los cadáveres y disparan todo de balde porque hay que decir que fue un enfrentamiento”.

Respecto a la muerte de Albino y Liz Moraes, afirma: “Según yo entiendo, fueron entregados a los militares. Albino no llegó a disparar ni un tiro y Liz no tenia luego arma”.

Con ellos estaba Alicio Florenciano, quien según “Jaime” fue quién los entregó.

Fue por eso que Alfredo le habría mandado matar un mes después.

Pero la revelación que más dudas genera tiene que ver con el operativo donde cayeron Alfredo Jara Larrea y lo que quedaba del grupo.

“Según los logísticos, a Alfredo le dieron algo en su bebida para dormir y luego le mataron. Y según pobladores de Yby Yaú, a Alfredo le mataron el domingo y se le aviso a los militares que fueron el lunes por la mañana y le dispararon otra vez a los cadáveres”.

“Fue Idilio Morinigo y un amigo suyo quien les mató y después ellos (Idilio y su socio) se pelearon por el dinero y murió Idilio. El tipo huyó, no se sabe hacia donde” asegura “Jaime”.

Morinigo fue hallado muerto el 17 de mayo de 2016 en Azotey.

El general Herminio Piñánez publicó un libro, “La verdad oculta” en el que detalla la investigación que llevó adelante para esclarecer la muerte de su hijo, el capitán Enrique Piñánez, en un episodio jamás resuelto. La trama que revela ofrece una perspectiva general de cómo los organismos de seguridad operan en el norte.

Por si acaso

El periodista que firma esta nota trató en su momento de compartir este testimonio con el general Benítez. El contacto se intentó sin éxito a través de su abogado. Previo a la publicación de todas las notas que ponen en duda la versión oficial de los operativos hacemos los mismo.

Lamentablemente, nuestros pedidos de entrevistas son ignorados tanto por la Presidencia como por el Ministerio Público y sus agentes.

Sí han respondido cada vez que los contactamos el teniente coronel Apesteguía y el comisario Nimio Cardozo.

Posición

Todas las notas que se han publicado sobre lo que sucede en el norte están firmadas. No avalamos ni apoyamos a los grupos armados. Pero tampoco podemos mirar para otro lado si tenemos información que implica a los organismos del Estado en abusos y delitos contra la población civil o menores de edad, víctimas inocentes de un conflicto que no eligieron y del que no son parte.

Lectores: 8430

Envianos tu comentario